Google+
mar 21, 2016

Enviado por en Blog Resultados NBA, Portada | 0 Comentarios

Inversiones de riesgo

Inversiones de riesgo

Llegados a estas alturas de la temporada, suele ocurrir en no pocas ocasiones que los equipos más punteros de la Liga Endesa, aquellos que compiten con opciones en la Euroliga, ponen su vista precisamente en la competición europea, descuidando en cierta medida la doméstica. Uno de los mejores ejemplos de ellos ocurrió este fin de semana en la jornada de la ACB, en la que se produjeron múltiples sorpresas. Valencia Basket, Real Madrid, Laboral Kutxa, y Herbalife Gran Canaria perdieron de forma sorprendente, por diferentes motivos, lo que aprovechó el Barcelona para quedarse como líder en solitario, al remontar como local en la segunda parte al UCAM Murcia, en un duelo que también estuvo en riesgo para los de Xavi Pascual.

Por razones obvias, los motivos para la derrota de los valencianos hay que buscarlos en un claro bajón de juego de los de Pedro Martínezdesde unas fechas antes de la Copa del Rey, sumada a una más que evidente mejoría del Movistar Estudiantes desde la llegada de Sergio Valdeolmillos (y los fichajes de Laprovittola, Simpson y Pumprla, claro), pero en el rendimiento del resto de los equipos indicados, es evidente que la competición europea es el principal factor. Sólo se salvó, y por los pelos, un Barcelona que hizo uno de esos partidos al tran tran a los que acostumbra en no pocas ocasiones, de esos que tienen al Palau Blaugrana más vacío que lleno en muchas fechas de la temporada. Su enorme superioridad ante el UCAM les permitió remontar en la segunda parte cuando les entró el tiro exterior, pero desde luego su intensidad distó mucho de ser la que muestran en los partidos de Euroliga. Pero al menos, eso sí, salvaron los muebles.

La derrota del Real Madrid fue el reflejo de una política de fichajes desacertada esta temporada. Con Pablo Laso priorizando absolutamente la final del próximo viernes en Atenas en Euroliga, con visita al Olympiakos, dejando sin vestir a tres piezas fundamentales para dicho duelo: Ayón, Maciulis y Rivers. Otros nombres importantes, como Felipe Reyes o Andrés Nocioni, tampoco tuvieron minutaje de partido importante. Con ello, debieron dar un paso adelante jugadores como Thompkins, Taylor o Ndour, pues ni Hernangómez ni Doncic pasan por su mayor momento de confianza de la temporada. Y, como podía ser previsible, la cosa no funcionó. Parece obvio que los gestores blancos, tan acertados en temporadas previas con las caras nuevas, no han dado, ni de lejos, con la tecla en esta. Thompkins y Ndour son poco más que jugadores residuales a día de hoy, y Taylor, un quiero y no puedo en ataque, sigue sin ser el referente defensivo esperado, aquel del que se esperaba que fuera el encargado de cerrar los huecos que tapaba Marcus Slaughter hace un año. Y en todo caso, pocas excusas podrán poner los blancos, con una larguísima plantilla de 15 jugadores, imposible para los mortales. No vale el cansancio por el partido en Barcelona del jueves. Fueron superados a todas luces por un Iberostar comodísimo en ataque, como en los mejores días de Alejandro Martínez. Y cuando al inicio de la segunda parte, los madrileños se acercaron, una antideportiva y técnica a Llull, reflejo de nuevo el excesivo histerismo del equipo blanco con los árbitros (más acentuado en Euroliga, dicho sea de paso), volvió a tirar por la borda sus opciones.

También sorprende sobremanera el desplome sufrido por Laboral Kutxa (derrotado en casa por inusual 56-83 por Unicaja) y Herbalife Gran Canaria (97-72 en Sevilla, sin opciones en ningún momento). Ambos se encuentran en un momento crucial de la temporada europea, los vascos jugando un partido crucial este miércoles ante el Barcelona, y los canarios a un paso de la semifinal de la Eurocup (competición que, de ganar, les abriría ni más ni menos que las puertas de la Euroliga). En lo que se refiere a los vitorianos, de solidísima temporada, habrá que ver si no es más que un traspiés exagerado, o si bien si es el inicio de un bajón físico para una plantilla exigida al límite físico por Velimir Perasovic, mientras que en el caso de los canarios, Aíto García Reneses avisó tras la final de Copa de que algo así podría ocurrir, en forma de bajón físico. Desde luego, no sería ninguna locura para los insulares invertir en Europa, pues el premio puede ser mayúsculo.

Todos apostaron por Europa, dejando un poco de lado la ACB, en la que lo más gordo llegará a partir de mayo. En unas semanas sabremos a cuáles les ha salido bien y a cuáles no. Y en los que la respuesta sea esta última, se acordarán de jornadas como esta, en la que la Liga Endesa les resultó un estorbo en plena jugada europea. Tiempo al tiempo.

——————————

José M. Puertas en twitter: @josempuertas

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins