Google+
sep 23, 2015

Enviado por en Blog Resultados NBA | 0 Comentarios

Te perdono, Pau

Te perdono, Pau

No quería perderme el nacimiento de mi primera sobrina por nada del mundo“.

Son palabras de Pau Gasol en septiembre de 2014, días después del batacazo español (precisamente ante Francia) en cuartos de final del Mundobasket. En su momento entendí que dentro de ese “por nada del mundo” iban incluidas la oportunidad de conquistar una medalla mundial en casa, o tomarse la revancha en otra hipotética final contra Estados Unidos. Porque ese fue el precio que pagamos por aquel polémico ‘finde’ libre que disfrutó la selección antes del partido frente a los galos, y que indudablemente lastró el rendimiento de Pau y de su hermano Marc.

Pau sabe que falló. Aunque los palos se los llevó Orenga, Pau supo al instante que no había cumplido en su rol de líder del equipo, en mostrar el camino con el ejemplo propio. Por encima de su gran talento para el juego, Pau siempre había personificado el liderazgo. Jugadores con enorme capacidad técnica y atlética pero mínimo impacto en los resultados los ha habido para confeccionar mil listas. Pero el elogio unánime hacia Pau se centra en su capacidad de dirigir con el ejemplo, de motivar a los demás por medio de su propio trabajo, de mostrar la senda iniciándola él.

Y nunca antes se había hecho tan evidente como en este último Europeo de Francia: en la forma en que un jugador de 35 años ha decidido partidos agónicos y prórrogas, disputando 30 minutos por encuentro, siendo el máximo anotador o desplegando habilidades menos conocidas como la de triplista… La entrega y determinación de Gasol hasta el último minuto de cada encuentro han sido la espuela imprescindible para que un equipo bastante inferior a los favoritos por culpa de las bajas, dominase la competición, doblegara a los anfitriones ante su público y se alzase con el oro.

Pau nos la debía desde el año pasado. Y conociendo su largo historial de decisiones correctas, creo que precisamente esa deuda personal ha sido su principal motivación durante el campeonato, junto con el sueño de llegar a Río, donde seguramente se despida de la selección. Personalmente, por encima del triunfo, el Eurobasket me deja la confirmación de que Pau es un tipo de palabra, de los que pagan sus deudas. Le imagino en la celebración de Callao pensando ante los aficionados: “Aquí tenéis el oro por el que el año pasado no luché como debía“.  Así que, con permiso del maestro Martín Tello, del que tanto aprendí durante muchos años, le robo el título de una de sus míticas crónicas del Mundial de Cali-82. Esta vez no es Vladimir, pero… “te perdono, Pau”.

 

——————————

Carlos de la Puente en twitter: @C_Delapuente

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins