Google+
abr 18, 2015

Enviado por en Blog Resultados NBA | 0 Comentarios

Mirotic ha venido para quedarse

Mirotic ha venido para quedarse

Se le nota cansado porque lleva más de veinte minutos atendiendo a la prensa. Aun así, accede a responder de manera rápida a algunas preguntas. Rápido es lo que dice él, porque luego se extiende tanto como quiere en las respuestas. Acaba de cerrar su primera temporada en los Chicago Bulls disputando todos los partidos, 82. El año pasado, jugando las finales de todos los torneos con el Real Madrid, disputó 77. Ahora, en pleno mes de abril, empiezan los Playoffs para Nikola Mirotic. En el peor de los casos, jugará 86 partidos. Si a los Bulls les va bien, podría disputar más de 100 encuentros. Una diferencia considerable pero para la que Mirotic se ha preparado a conciencia. No solo a nivel físico, en el gimnasio, sino también a nivel mental. Sabía que la temporada sería larga y dura, que habría momentos buenos y momentos malos. 82 partidos dan para mucho.

Era de esperar que el inicio resultase duro para Mirotic. Más aun con un entrenador como Tom Thibodeau, algo reacio a confiar en los jóvenes talentos. En los primeros diez partidos, el 44 de los Bulls solo pasó de los 20 minutos en dos partidos. En seis de ellos, ni siquiera llegó a los 10 minutos sobre el parqué. ¿Se había equivocado Mirotic cuando decidió irse a la NBA? ¿Debería haber esperado un año más y acabar de madurar en Europa?

Poco tardó en hacer cambiar de opinión a aquellos que dudaban de su capacidad para jugar en la NBA. Fue en el Staples Center, contra los Clippers, cuando Mirotic aprovechó la baja de Pau Gasol para irse a los 12 puntos y ser importante en el triunfo de los Bulls. Cuatro días más tarde, pese a perder en el Moda Center de Portland, Niko dio el primer golpe sobre la mesa. 24 puntos y 11 rebotes en 35 minutos. Los Bulls perdieron, sí, pero Thibodeau se dio cuenta de que contaba con un talento de enormes dimensiones. Había que pulir el diamante, pero la pinta era estupenda.

Mirotic iba alternando grandes partidos con otros un poco más discretos. Algo normal en un rookie, cuyo estado de ánimo varía de manera notable durante la temporada. Su ventaja para no venirse abajo, contar con Pau Gasol. Nunca ha escondido que la ayuda del catalán fue fundamental y que tanto en los buenos momentos como en los malos, le ha ayudado a crecer, a madurar como jugador y también como persona.

Y llegó el 19 de diciembre. El escenario: el FedEx Forum. Era el primer Gasol contra Gasol jugando Pau en la conferencia Este. Los Grizzlies llegaban lanzados, jugando el mejor baloncesto de la historia de la franquicia. Por su parte, los Bulls se presentaban con dudas. Todos los titulares giraban sobre Pau y Marc, Marc y Pau. ¿Y quién fue el MVP del partido? Efectivamente, Nikola Mirotic. 27 puntos y 8 rebotes con un espectacular 6 de 6 en triples que permitió a Chicago asaltar una de las canchas más difíciles de toda la NBA. Cerró el mes con casi 10 puntos por noche y consiguió el premio de mejor rookie de la conferencia Este. Apenas había necesitado un mes para coger experiencia y empezar a producir para los Bulls.

La progresión de Mirotic no cesaba, pero llegó el final del mes de enero, Chicago volvió a recuperar a Gibson y Noah y sus minutos, así como sus estadísticas y su influencia en el juego, descendieron. Entre el 29 de enero y el parón para el All Star los Bulls jugaron siete partidos, en los que Mirotic sumó 17 puntos. Volvían las dudas… o no, porque en el partido del viernes en Nueva York, Niko sacó su fusil y demostró que su muñeca todavía tenía ganas de fiesta.

 El partido en el All Star, así como las exhibiciones en Memphis o Portland quedaron en nada cuando llegó el mes de marzo. 20.8 puntos y 7.6 rebotes por partido que le valieron el premio como rookie del mes, el segundo en su carrera. Durante los días del mes de marzo, Mirotic lideró en puntos por partido en el cuarto periodoSí, el mejor de la liga en el cuarto donde se juegan las habichuelas. Ni LeBron James, ni James Harden, ni Stephen Curry. El jugador que más puntos anotaba en el tramo final, casi 10 por partido, era Nikola Mirotic. Cuando el partido apretaba, ahí estaba el 44 de los Bulls. Su muñeca no temblaba y los Bulls, que volvían a estar en problemas, se apoyaban en Mirotic. Y así fue hasta el tramo final, donde Thibodeau recuperó piezas y reajustó la plantilla.

Y ahora llega lo bueno, lo que Mirotic desea de verdad. Desde el sábado afrontará sus primeros Playoffs, una experiencia nueva para él y en la que tiene depositadas muchas esperanzas para seguir demostrando que está capacitado para jugar en la mejor liga del mundo. La segunda parte de la temporada le ha servido para dar un golpe sobre la mesa y aclarar que Nikola Mirotic ha aterrizado en la NBA para quedarse muchos años.

Es consciente que en Playoffs los partidos son más duros, que las defensas aprietan más y que hay menos facilidades. Pero Mirotic también sabe que va a tener sus oportunidades. En un equipo con Gasol, Rose y Butler, entre muchos otros jugadores de gran nivel, Niko está preparado para aprovechar cualquier ocasión que le llegue. Si las defensas se cierran sobre las estrellas de los Bulls, el hispanomontenegrino no va a durar en perforar el aro rival. Porque ahí está la gran diferencia del Mirotic actual respecto al del año pasado. Este año no se lo piensa. Cuando tiene tiro, dispara. Las veces que no lo hace, sus compañeros se lo recriminan. Así lo hizo Derrick Rose en Brooklyn. No quieren que piense, solo que ejecute, que deje fluir esa muñeca privilegiada que tiene. Saben que tiene talento y que debe aprovecharlo.

Son casi las diez de la noche y está a punto de irse a casa para descansar con su mujer y su hijo. Son su fuente de inspiración, lo que le da fuerzas para seguir trabajando cada día. Pero antes hay tiempo para una última pregunta: ¿Los premios de novato del mes y las grandes actuaciones de casi 30 puntos han servido para demostrar a aquellos que dudaban de las opciones de Nikola Mirotic en la NBA? Y se le escapa una sonrisa pícara. No puede evitarlo. Sabe que se ha presentado en la mejor liga del mundo y de la mejor manera posible. Nunca ha dudado de su talento y es consciente que si el físico le respeta, dispondrá de muchos años para exhibir su juego y asentarse como pieza clave en los Bulls, uno de los grandes equipos en la NBA.

 

——————————

Raúl González en twitter: @ragobu 

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins