Google+
oct 3, 2014

Enviado por en Blog Resultados NBA | 0 Comentarios

Una Liga Endesa de más nivel y repleta de alicientes

Una Liga Endesa de más nivel y repleta de alicientes

Quizá podamos decir de la Liga Endesa que arranca este fin de semana que, por fin tras varios años en los que el nivel medio de la competición parecía en caída libre, se ha podido volver a incrementar este verano respecto a la temporada pasada, lo cual, para empezar, ya supone sin duda una gran noticia para el aficionado. Es verdad que no han llegado el mismo número de estrellas rutilantes que desembarcaban en la ACB de hace unos años, pero sí que la sangría de talento parece haberse frenado frente a temporadas precedentes, y que incluso han vuelto a la liga jugadores de alto nivel que no hace tanto se marcharon buscando dinero fresco a otras partes del mundo, principalmente Rusia, Turquía, o incluso la misma NBA.

En todo caso, parece que Real Madrid y Barcelona volverán a ser los clarísimos favoritos a alzarse con todos los títulos en juego en España, si bien Valencia Basket, si las lesiones le respetan, puede ser una alternativa de poder a tener en cuenta.

Lucha por el título: Barça, Madrid y… Valencia

Como alimentado por su inesperado para muchos título de liga de la pasada campaña, el Barcelona se movió rápido en el mercado invernal para completar una plantilla descomunal. Las llegadas del checo Tomas Satoransky, base en franca progresión desde sus casi dos metros de altura, el MVP de la liga, Justin Doellman, o el enorme pívot alemán procedente del Baskonia, Tibor Pleiss, permitían a Xavi Pascual tener una plantilla prácticamente pluscuamperfecta, con pocos resquicios por donde meter mano. Repleta de referencias interiores y exteriores (Tomic, Pleiss, Navarro, Huertas), con jugadores con hambre y en crecimiento (Satoransky, Abrines, Doellman, Hezonja), e incluso con perfectos segundarios de lujo para engrasar la maquinaria (Oleson, Nachbar).

En definitiva, un equipo casi inabordable, al que sí habría que exigirle ofrecer un mejor nivel de juego que en los últimos años, donde los catalanes no han sido precisamente la alegría de la huerta a los ojos del espectador. Sin embargo, cuando nadie lo esperaba, la marcha de Kostas Papanikoalou a la NBA desestabilizó un poco los planes, aunque con la llegada en su lugar de DeShaun Thomas, que dejara muy buena sensación en la SuperCopa, el Barça busca a su nuevo Pete Mickeal, el añorado norteamericano que fuera el azote de la liga durante varios años desde la posición de ’3′.

En el lado contrario, tras un abrupto verano, con muchas dudas sobre la continuidad de Pablo Laso por el batacazo del equipo a partir de la Final Four perdida en Milán en el mes de mayo, el Real Madrid entró tibio al mercado de fichajes. Buscó y probablemente acertó en algunas de las piezas que incorporó, pero ninguno de esos nombres emocionaba a su afición. Nocioni, a sus 35 años, Campazzo, KC Rivers o Maciulis, no parecían llenar el vacío dejado por Tremmel Darden, Dontaye Draper y, muy especialmente, Nikola Mirotic. Sin embargo, el fichaje de Gustavo Ayón ha dado un vuelco radical a la situación, toda vez que el mexicano parece el pívot perfecto para el estilo que impone Pablo Laso a su equipo. Como pudo verse en la Supercopa, el Titán de Nayarit es un hombre más que adecuado para paliar algunas de las deficiencias blancas en defensa, y casa como anillo al dedo con el estilo ofensivo del técnico vitoriano. En definitiva, el salto de calidad interior que necesitaban los madrileños para volver a aspirar a todo, en un año en que la Final Four de la Euroliga se celebrará en la capital española.

Quizá para muchos pueda resultar pretencioso incluir a Valencia Basket al mismo nivel que catalanes y madrileños en el grupo de aspirantes, pero, tras el sensacional rendimiento ofrecido por los de Velimir Perasovic el año pasado pese a todos los problemas de lesiones que tuvieron, se han ganado al menos el beneficio de la duda. Si el físico respeta a los del Turia, los fichajes parecen acertados, pese a que la baja de Justin Doellman debería pesar mucho, especialmente en el inicio liguero. Kresimir Loncar, Guillem Vives, Dwight Buycks o Luke Harangody completan un plantel excelente, que además contará con la mejor versión de los jóvenes Pablo Aguilar y Vladimir Lucic, lastradísimos por lesiones el pasado ejercicio. En el banquillo, Perasovic es una garantía de trabajo, consistencia, e intensidad, por lo que si jugar la Euroliga no supone un desgaste excesivo para los taronja, cualquier descuido de Real Madrid o Barcelona podría ser aprovechado por los levantinos para meter la cabeza donde todos esperas a los dos grandes del basket nacional.

 

Playoff y Copa: Unicaja, Herbalife y ¿Baskonia?

Tras los favoritos a levantar los trofeos este año, un grupo de tres equipos conforman aquel cuyo objetivo no es tan ambicioso, pero que en ningún caso deberían quedarse fuera de la fase final de la liga, o de la Copa del Rey. De ellos, el Unicaja de Málaga, con Joan Plaza recién renovado, parece el primer candidato a inquietar a los miembros del grupo cabecero. Bien es cierto que la fuga a la NBA de Zoran Dragic, sustituido por el islandés Jon Stefansson, debilita a los de la Costa del Sol, pero no lo es menos que éstos se habían movido muy bien reforzando una plantilla que ya dio buenas prestaciones la pasada temporada.

El regreso de Vasileiadis, o el armazón interior que junto a Fran Vázquez formarán los llegados Golubovic, Thomas o Green, debería ser una mezcla de la que Joan Plaza podría sacar interesantes réditos. Además, jóvenes como Kuzminskas deben dar un paso adelante, y Carlos Suárez y Jayson Granger consagrarse definitivamente como jugadores tan válidos como se espera de ellos. Temporada sin duda interesante la que se avecina en Málaga.

Que el Herbalife Gran Canaria ficha como los ángeles es algo que ya no sorprende a nadie a estas alturas. A lo que no estábamos tan acostumbrados es a que cambie de entrenador, después de que Pedro Martínez hubiera encajado perfectamente en el club insular. Ahora, la llegada de Aíto García Reneses supone sin duda un nuevo reto para el maestro de los banquillos españoles, y el nivel de exigencia no va a ser pequeño.

El Granca aspira ya a algo más que a jugar simplemente la Copa del Rey (que por cierto se celebrará en la isla el próximo mes de febrero) o los playoffs, o al menos eso se desprende de la justificación dada para la salida de Pedro Martínez. Los fichajes del ex NBA DaJuan Summers, o de valores consolidados en la liga como Levon Kendall, Kyle Kuric o Txemi Urtasun, vuelven a poner a los amarillos en el punto de mira, en un año en el que el gigante Walter Tavares podría explotar definitivamente tras su enorme progresión de las últimas temporadas.

Quien es un auténtico melón por abrir es el Baskonia. Los vitorianos, tras su fiasco de la pasada temporada, y con su potencial económico muy limitado respecto a épocas más gloriosas, han apostado por la revolución este año. Apenas Fernando San Emeterio queda ya del núcleo duro vitoriano. El italiano Marco Crespi, tras su brillante paso por Siena, vuelve a los banquillos ACB con un reto de aúpa, en el que los vascos han fichado bien a priori, pero en el que hay un equipo prácticamente por hacer. Nombres como Ryan Gomes, Colton Iverson, Omari Johnson, Davis Bertans, o Doron Perkis, son ilusionantes, pero ahora mismo la escuadra alavesa es uno de los equipos más imprevisibles de la Liga Endesa, capaz de sufrir lo indecible para jugar Copa o playoff si la cosa se tuerce un poco, o de hacer una gran temporada si las piezas encajan, aunque ahora mismo esto parece mucho más lejano que la primera opción contemplada.

 

Sueñan con hacer ruido

No va a ser una temporada sencilla para el CAI Zaragoza, al que en otras circunstancias se habría incluido en el escalafón superior. La grave enfermedad de su entrenador, José Luis Abós, deja el equipo en manos de su segundo, el ex jugador Joaquín Ruiz Lorente. Además, el bombazo del regreso del georgiano Giorgi Shermadini ha quedado en suspenso después de que el pívot no superase el reconocimiento médico, por lo que su incorporación queda paralizada durante al menos dos meses. Su sustituto, el serbio Rasko Katic, dista mucho de ser un jugador tan determinante como el ex de Olympiakos. Así las cosas, los maños aspirarán a repetir temporadas precedentes, cuando se colaron en las semifinales ligueras, hace dos, o de Copa, la pasada temporada, pero existen demasiadas circunstancias rodeando al equipo que pueden desestabilizar la balanza a poco que se tuerzan las cosas.

Sin embargo, para verano convulso, el de Bilbao Basket que, tras entrar a última hora y casi de rebote en la liga, busca reverdecer viejos laureles con Sito Alonso debutando en su banquillo. Además, ha fichado nombres interesantes que sumar a su pléyade de veteranos, como el serbio Andjusic, el pívot americano Latavious Williams, o el ex barcelonista Marko Todorovic, que deberá demostrar su valía en la ACB tras haber sido denostado por Xavi Pascual las dos últimas temporadas.

Otro equipo que a priori ha fichado muy bien es el UCAM Murcia, especialmente en el juego exterior, donde juntará a dos de los mejores tiradores de la liga: Scott Bamforth y Scott Wood, algo que supondrá sin duda una amenaza constante para los rivales. Además, su nueva pareja de bases tiene prácticamente de todo, aunando la veteranía de Carlos Cabezas con la pujanza del brasileño Raúl Neto. Si Augusto Lima sigue creciendo, José Ángel Antelo se recupera bien de su lesión, y Víctor Arteaga confirma las buenas sensaciones dejadas la pasada temporada, los murcianos serán serios aspirantes a dar más de un susto esta campaña, y, por supuesto, a no pasar apuros para mantener la categoría.

Por otro lado, es necesario reseñar en este grupo al recién ascendido Morabanc Andorra, que se ha reforzado excelentemente y a buen seguro que será un equipo más que competitivo, con el ex jugador Joan Peñarroya debutando en los banquillos ACB tras ascender al equipo del Principado. Dos veteranos como Víctor Sada y Jordi Trías serán los líderes sobre la cancha de un equipo en el que Kaloyan Ivanov puede ser uno de los mejores fichajes para los usuarios del Supermanager, toda vez que el búlgaro vuelve a la ACB aún más maduro, tras el gran nivel ofrecido en el Lucentum Alicante en la 2011-12.

Pero si hay un equipo que ha hecho ruido este verano, ese es el Baloncesto Sevilla, antiguo Cajasol. La llegada de un grupo inversor estadounidense representado por el exjugador José Luis Galilea le ha lavado completamente la cara a los hispalenses, tanto en lo social como en lo deportivo. Por San Pablo a buen seguro que echarán de menos a Aíto García Reneses, más tras los problemas del yankee Scott Roth para dirigir al equipo, pues la ACB no tramita su licencia al no tener el título homologado en nuestro país. Su arriesgada política de fichajes, con la última incorporación del ex azulgrana Jacob Pullen y la baja por sorpresa a 48 horas del inicio del georgiano Beka Burjanadze, hace que sea un equipo bastante imprevisible. Sin embargo, muchas esperanzas se basan en la evolución de Willy Hernangómez, cedido un año más por el Real Madrid, y que deberá seguir demostrando lo que muchos creen: que será un pívot importante en la selección española en apenas unos años.

Difícil se hace pensar que Iberostar Tenerife pueda repetir su extraordinaria campaña pasada, llegando incluso a jugar la Copa del Rey, aunque la liga terminara haciéndosele muy larga al equipo de Alejandro Martínez. Sin embargo, han fichado con mucho criterio, como suele ser habitual en el club canario, y el regreso de Sekulic (ojo a su pareja interior con Luke Sikma), y la llegada de dos valiosos nacionales como Javi Beirán y Rodrigo San Miguel, puede dar un salto de calidad a los tinerfeños. Eso sí, su calendario de la primera vuelta es muy complicado, y tendrán que bordar el baloncesto para reeditar la gesta del pasado año. Lo que es seguro es que seguirá siendo un equipo muy atractivo de ver, y que jugará un gran baloncesto, a poco que las cosas le vayan bien a los aurinegros.

 

Buscan reencontrar su lugar

Este es un apartado sin duda destinado a dos de los grandes clásicos de nuestro baloncesto, el Tuenti Móvil Estudiantes y el Fiatc Joventut de Badalona. De los primeros se puede decir que no han llegado al corazón de sus aficionados con su política de fichajes, toda vez que las incorporaciones de nacionales veteranos como Nacho Martín o Javi Salgado, junto a extranjeros a día de hoy semidesconocidos para el gran público han hecho que un amplio sector de la afición colegial vuelva a exigir a los suyos que se mire más a la cantera. Quizá por ello sea un buen año para el ansiado paso adelante de Jaime Fernández, o para que Juancho Hernangómez siga confirmando todo lo bueno que parece llevar dentro. Si además Xavi Rabaseda se parece en algo a lo que un día fue en Fuenlabrada, y Van Lacke sigue tan sólido como la pasada temporada, el Estu debería ser un equipo cuanto menos divertido de ver.

Y, precisamente, si algo ha sido el Joventut las últimas temporadas es un equipo divertido. Plagado de jóvenes valores, y con un valiente Salva Maldonado en el banquillo, la Penya abre los brazos a dos veteranos que vuelven a casa, Sergi Vidal y Demond Mallet, en un equipo donde el capo sobre la cancha seguirá siendo Tariq Kirksay. Sin embargo, pese a que el objetivo del club presidido por Jordi Villacampa es tratar de volver a disputar la Copa o las eliminatorias por el título de liga, no parece ni mucho menos una tarea sencilla de conseguir.

Incluimos también aquí al Montakit Fuenlabrada, que después de pasarlo realmente mal en determinados momentos de la pasada temporada, consiguió salvarse de forma holgada tras la llegada de Luis Casimiro al banquillo. De nuevo con el manchego dirigiendo, los del sur de Madrid apuestan por una pareja que ya hizo estragos en San Sebastián, la formada por Andy Panko y Jimmy Baron, dando además una nueva oportunidad, quizá la última, a Daniel Clark de demostrar que tiene nivel ACB, e incorporando a veteranos como Miso o Papamakarios en su perímetro.

Donde se ha producido una auténtica revolución este verano es en el Obradoiro gallego. Bien es cierto que sigue su entrenador Moncho Fernández y su principal referente, el certero triplista Alberto Corbacho, pero supone un riesgo haber incorporado hasta nueve jugadores nuevos este verano, entre los cuales además apenas Juanjo Triguero tiene una balance consolidado en la Liga Endesa. Pese a la buena imagen dada durante la pretemporada, no se antoja un año fácil para el equipo de la capital gallega. El Alquimista, como es conocido Moncho Fernández, deberá volver a invocar a las meigas en pos de lograr un resultado satisfactorio.

Otro que quiere volver a ubicarse en la competición es el Guipuzcoa Basket, un club que ha dado muchos tumbos en los últimos años. Tras jugar la Copa y los playoffs hace tres campañas, bajar (sin descender finalmente), hace dos, y conseguir salvarse pese a su pobre plantilla el año pasado, Jaume Ponsarnau releva como entrenador a Sito Alonso, pero el movimiento más importante es sin duda la continuidad de David Doblas como referente interior. Será interesante ver la progresión de Josep Franch, y especialmente un Dani Díez que vuelve a San Sebastián un año más tarde tras disputar minutos con el Real Madrid la pasada temporada, y haber convivido con la selección española este verano. Será una gran oportunidad para el jugador cedido por el equipo blanco demuestre si su crecimiento va o no por el buen camino. En todo caso, parece difícil pensar que los vascos no vayan a estar en la parte baja de la clasificación, y de hecho todo lo contrario sería una agradable sorpresa.

Y quien también parece haber subido su nivel respecto a años precedentes es el Manresa. Con Pedro Martínez de vuelta a su banquillo tras más de veinte años, los catalanes ya contaban con un valor seguro capaz de llevarles un paso más allá (sabe más el diablo por viejo que por diablo). Además, la incorporación de Roger Grimau cierra una plantilla mucho más experta que el pasado ejercicio, donde el ex azulgrana y otros jugadores ya baqueteados en la ACB como Mike Hall, A.J. Ogilvy, Ben Dewar o Giuseppe Poeta aportan a los del Bages una rotación larga con la que ni soñaban la pasada temporada. Siguen siendo un claro candidato a ocupar los puestos de descenso, pero desde luego parece que este año venderán su piel mucho más cara.

Así, la Liga Endesa que arranca este fin de semana se presenta con múltiples alicientes. Las enormes plantillas de los principales favoritos, el regreso de jugadores de primer nivel, o el crecimiento de algunos de los jóvenes valores del baloncesto patrio, serán reclamos para volver a engancharse a esta competición, en la que esperemos que, este año sí, los dos últimos equipos terminen bajando de categoría, otorgando el necesario valor deportivo a la clasificación final.

——————————

José M. Puertas en twitter: @josempuertas

 

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins