Google+
dic 3, 2013

Enviado por en From Coast to Coast | 0 Comentarios

Jason Kidd no fue el primero

Jason Kidd no fue el primero

El pasado 27 de noviembre, en la recta final del partido entre Brooklyn Nets y Los Angeles Lakers, Jason Kidd sacó como entrenador la chistera de mago que tantas veces usó sobre la cancha como jugador, en una jugada ya mundialmente famosa en la que uno de sus jugadores (Tyshawn Taylor) le golpeó a petición suya para derramar el contenido de un vaso sobre la cancha y conseguir un tiempo muerto (los tenía agotados) improvisado al parar los árbitros el juego para secar la pista. El único problema para Kidd es que las cámaras de televisión le cazaron y la broma le ha costado 50.000 dólares, además de no haber servido para que su equipo ganara el partido.

Pues bien, el ex entrenador NBA, Kevin Loughery, ha salido al paso para reclamar el copyright de la jugada, que admite haber usado “varias veces” en sus veinte años de entrenador entre la ABA y la NBA. Lógicamente, como no podía ser de otra manera, Loughery, que entrenó entre otros a los Miami Heat en sus primeros años en la liga, no se muestra crítico con la acción emprendida por Kidd, al que tan sólo reprocha que se dirigiera explícitamente a su jugador con el ya famoso “Hit me!” (golpéame), admitiendo que, en su opinión, Kidd “sobreactuó” en la acción, y que eso es lo que finalmente le ha condenado.

Curiosas declaraciones de Loughery, un entrenador nacido precisamente en Brooklyn. Desde luego, marcó escuela en casa, ¿No?

—————————–

John Vázquez en twitter: @spainusaorg

Fuente original: http://espn.go.com/nba/truehoop/miamiheat/story/_/id/10067054/ex-nba-coach-kevin-loughery-says-spill-drink-goes-way-back

 

 

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins