Google+
jul 20, 2013

Enviado por en Blog Resultados NBA | 0 Comentarios

From Las Vegas: Día 7

From Las Vegas: Día 7

Cuando uno viaja a Estados Unidos, una de las cosas que más le llama la atención, es la “guerra de camisetas”. Actuales y retro, todas oficiales de la NBA, claro. La chavalería (y la menos chavalería como podréis leer a continuación), intenta buscar la imaginación y ser los más originales en su prenda a la hora de vestir: actuales como las de Zach Randolph, las de Mike Miller (¿?!!!), o retros como la de “Pistol” Pete Maravich. De esta última categoría, por proximidad geográfica, he visto ya casi el quinteto de los Lakers ochentero (Magic, Abdul Jabbar y Worthy) vistiendo a niños que ninguno llegaba a los 15 años. Pero la que se llevó la palma de verdad, la que esa va a ser inigualable, vea las que vea, es la que vestía un abuelo, ya un poco descolorida del uso, mucho menos amplia que las que se venden ahora, en la que se leía “32, San Diego Clippers”. Al reverso, lógicamente, “Bill Walton”. ¡Toma! Eso sí es fardar de una camiseta. Lo demás, es ir a la tienda a comprarlas.

Venga, y ahora, baloncesto.

Pues empezando con el fin de la jornada, destacable la remontada de los imbatidos Warriors para derrotar a los Mavericks 79-76 en las eliminatorias directas por el título de esta Summer League, tras remontar 10 puntos en los últimos 4 minutos. Con intensidad, defensa y mucha fe en lo que hacían, entre Kent Bazemore y Draymon Green consumaron la victoria final. Bazemore sigue estando a un nivel altísimo. Es un tipo muy grande ocupando en muchas ocasiones la posición de base, y es un genio utilizando su cuerpo para que no le arrebate el balón cualquier pequeño. Su extraordinario primer paso y cómo protege sus tiros, hace que sus entradas a canasta sean letales.

Pero hoy quería hablar de jugadores que son menos estelares y que les veremos en la NBA la próxima temporada. Me refiero sobre todo a dos: Chris Johnson y Tony Snell.

Tony Snell buena

Tony Snell, grandes sensaciones en esta Summer League

Chris Johnson, procedente de la universidad de Louisiana State, estaba en la D-League, tras haber sido cortado en la liga polaca, el Turow concretamente, en 2010. Sin tener muchas opciones de jugar en la NBA, ante la multitud de lesiones en la plantilla de Minnesota Timberwolves la pasada temporada, se le llama al rescate. Y vieron en él, lo que estamos viendo todos en esta Summer League: jugador muy alto (2.11 de estatura) con una gran envergadura, capaz de cambiar la trayectoria de muchos tiros, muy consciente de proteger su aro y en ataque ha desarrollado una suspensión muy efectiva desde 4-5 metros, que unido a la velocidad con la que corre la pista (tremendamente coordinado), hace ser una aportación muy sólida en ataque. Es delgado, pero nunca diré que le falta peso: engordarlo sería perder toda la velocidad que posee en su juego. Un entrenador ACB preguntó al agente por él. Le contaron que tiene contrato garantizado para la próxima temporada en los Wolves por un millón de dólares. Lógicamente, desistió. Pensándolo bien, por un millón, este jugador es una ganga.

El otro al que quiero referirme es a Tony Snell, la elección nº 20 de primera ronda por Chicago Bulls. Snell es un alero de 2 metros, procedente de la universidad de New Mexico, muy acertada, por cierto. Es una joya de jugador que auguro que lo hará francamente bien en la NBA. Aunque sus números no son muy destacados, cuando uno le ve jugar, se da cuenta que es de “categoría especial”. Parece más grande de lo que es por sus inmensos brazos y todo lo que hace, lo hace con criterio: cuando botar, cuando pasar, cuando ir a la ayuda…todo. Además, bota muy bien el balón como para sacar un contragolpe con garantías, aunque es de los que nunca se vuelve loco y sabe que la tiene que pasar al base. Tiene un tiro exterior más que decente y a buen seguiro que lo irá mejorando, no tiene ningún problema en pasar a los interiores, aunque el objetivo esté bien marcado y defensivamente, está muy bien. Es activo y concentrado. Son de este tipo de jugadores que cuando pasen cuatro años, nos diremos “y lo eligieron en el número 20″. O sea, jugador de baloncesto completísimo. Perla a seguir.

Y para finalizar, algunos de vosotros me habéis preguntado por Dennis Schroeder, y aún no os había contestado. Pues Schroeder está mostrando lo que es: un base con unas capacidades físicas tremendas, que amasa mucho el balón en sus manos, que casi siempre intenta sacar ventaja de irse de su par y poder crear con un pase o una entrada a canasta (sus movimientos son electrizantes), y su tiro exterior es un poco lento de ejecución y todavía por pulir. Da buenos pases, sí, pero aún le falta muchísima experiencia (son 19 años los que tienen aún), para saber hacia donde debe dirigir, quien está caliente para pasarle el balón, hacia qué jugadores hay que cargar el juego viendo las debilidades del rival…todas esas cuestiones que un base debe tener en mente y que Schroeder, por su edad, aún no tiene muy claro. Fuerza tiros y pases que muchos se pierden. Pero no hay nada que no cure la edad. Eso sí, es el jugador por el que más diferentes opiniones he oído entre la expedición española. Veremos cual es su resultado.

En fin, que abordamos ya el último fin de semana, que esto ya se va acabando (sniff!) y que seguiremos informando.

 

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 1″

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 2″

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 3″

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 4″

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 5″

Pincha aquí para leeer “From Las Vegas: Día 6″

——————-

Antonio Rodríguez en twitter: @tonystorygnba 

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins