Google+
abr 4, 2013

Enviado por en Blog Resultados NBA | 0 Comentarios

Michigan, una esperanza desde la sombra y las rejas

Michigan, una esperanza desde la sombra y las rejas

Nos estábamos acostumbrado mal en aquella España que estaba claramente rompiendo un cascarón en muchos aspectos de la vida. En aquella España de 1989, inquieta y sonriente, los aficionados al baloncesto teníamos motivos más que sobrados para ello. Con “Cerca de las Estrellas” se abrió una ventana impensable y ya comentada en esta web (pincha aquí para recordarlo). Aclarar, eso sí, que aquella ventana daba pie a mostrar la Final Four universitaria íntegra. Aunque  fuesen tres meses después. Pero íntegra. Con sus semifinales y su final. Lo dicho: impensable. Y con esa mala costumbre, una semana después de su celebración, Ramón Trecet se descolgó comentando que “el próximo sábado por la noche, veremos aquí, en la 2 de Televisión Española, la gran final universitaria disputada hace unos días”. Con un retraso de una semana… tan solo. Una maravilla.

Allí pudimos ver a nuestro verdugo de los Juegos de Seúl, Andrew Gaze, a un escolta con una facilidad para anotar pasmosa, y que luego se nos hizo familiar: John Morton. Aquel Seton Hall estaba entrenado por un tipo llamado P.J. Carlesimo, en el que coincidían todos los entrenadores españoles en una opinión: era un grande dentro de la competición colegial. Y allí, en esa televisión Lavis, pude ver la suspensión más magnífica, elegante y asesina que jamás había visto. Uno, pensando que con Alex English, Rolando Blackman o Mirza Delibasic lo había visto todo en finura y estética. Uno, que había visto highlights de Jerry West o Rick Barry, ver a Glen Rice levantarse del suelo, le pareció otra historia. Con esa potencia, subiendo el balón tan arriba, con ese brazo derecho haciendo un gesto perfecto, majestuoso, sublime, como un mecanismo que acaba martilleando una campana, me quedé fascinado con ese tipo que hizo campeón a Michigan. Visto en aquella España de 1989.

Glenn Rice, en Michigan en su etapa universitaria. Luego fue campeón de la NBA con los Lakers

                El entusiasmo de Trecet crecía cuando en el último segundo, un chico jamaicano, que tenía un 50% en lanzamientos de tiros libres, anotó los dos libres para dar a su equipo el título. El chaval no falló cuando no se podía fallar. Era el base titular y se llamaba Rumeal Robinson.  Hace 24 años. Antes de sus seis posteriores temporadas en la NBA, la mayor parte en Atlanta Hawks. Antes de la llegada de los Fabulous Five. Antes de los vanos intentos de “tío Martin” por volver a ver a sus Wolverines en la cima, forzando la fraudulenta máquina de reclutaje, con Maurice Taylor, Robert “Tractor” Traylor, Louis Bullock o Maceo Baston que no pasaron de la segunda ronda.

Rumeal Robinson, ante los tiros libres de su vida

                El nuevo rey en Estados Unidos del ‘pick and roll’, Trey Burke, tiene la opción de volver a coronar a la universidad de Michigan en lo más alto. Están en Final Four. Y muy posiblemente esté en su mano. Él conoce a Rumeal Robinson, dice, porque ha visto los famosísimos tiros libres en vídeo. Nunca lo ha visto en persona. Y Rumeal Robinson, por desgracia, posee una alegría inmensa de ver a su equipo, a su universidad, aspirando al título nuevamente, tras las rejas de la institución penitenciaria de Oakdale, en el sur de Louisiana.

Una sentencia a seis años y medio de prisión, iniciada en 2010, por diferentes fraudes bancarios, entre otros, conseguir 700.000 dólares en un préstamo en un banco de Iowa, de forma fraudulenta y tener un impago total que asciende a 1.184.615 dólares. El intentar crear y forzar el mantenimiento de un resort/casino en su Jamaica natal, le ha llevado a una situación, en la que él se declara inocente. Sin embargo, la torpeza o la ignorancia supuestas por él, en cierto tipo de balances numéricos, tiene una sombra fea en forma de lúgubre habitáculo.

(Ver todos los detalles en este artículo publicado por Yahoo.Sports).

http://sports.yahoo.com/news/michigan-s-trey-burke-pays-high-regard-to-rumeal-robinson–who-ll-be-watching-maize-and-blue-from-a-federal-prison–065111903.html

La bonita historia de Rumeal, niño casi abandonado como emigrante en el estado de Massachusets, adoptado por una familia que le dio la educación y el apoyo para llegar al estrellato en el baloncesto estadounidense, se ha teñido con unos feísimos colores, quizás vengativos, quizás de aferrarse a la supervivencia, procedentes de su madre adoptiva, Helen Ford, tras un apoyo inicial avalando el negocio de Robinson en Jamaica  y que acabó conspirando con el FBI para salvar sus propiedades, según comenta el actual convicto. Una historia realmente fea.

Quizás por eso, Trey Burke sea el espejo y la esperanza donde se mira todas las mañanas Rumeal Robinson. El que este chico vuelva a dar la gloria a sus queridos Wolverines de Michigan, el que de la mano de un honestísimo y gran, gran tipo, como es el entrenador John Beilein, puedan sostener el trofeo de campeones el próximo Lunes, algo que Rumeal Robinson recuerda con gran frescura, le saca de la monotonía entre rejas.

Trey Burke es la esperanza de Michigan en esta Final Four

                Beilein, entrenador que estuvo a punto de obrar el milagro de ganar a Louisville en 2005 en la Final Regional, cuando sus jugadores, en una catarsis colectiva, con triple va, triple viene (recuerden: Kevin Pittsnogle, Mike Gansey, su hijo Pat), superaron la veintena de diferencia en la primera parte (creo recordar), dejó los Mountaneers de West Virginia y fichó por un programa de Michigan, dejado de la mano tras tanto escándalo.  Y con una plantilla repleta de jugadores poco atléticos de raza blanca (¡en Michigan!), consiguió en su primera campaña un pobre récord de 10-22 y la triste novena plaza en la Big Ten. Seis años después, el equipo está en Final Four. Estará en los libros. A partir de ahora, veremos hasta dónde llegan.

John Beilein, `coach´ de Michigan

                Habrá unos ojos bien abiertos en la sala de televisión de un centro penitenciario en South Louisiana. Los mismos ojos abiertos que creyeron en anotar dos tiros libres.

————————————-

Antonio Rodríguez en twitter: @tonystorygnba

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins