Google+
dic 29, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 4 Comentarios

Cinco clásicos que hicieron historia

Cinco clásicos que hicieron historia

El Palau Blaugrana barcelonés será el escenario de un nuevo enfrentamiento entre los dos grandes clubes del baloncesto español, Real Madrid y FC Barcelona Regal, este domingo. En Tirando a Fallar aprovechamos el enésimo ‘Clásico’ de nuestro amado deporte para recordar cinco duelos entre blancos y azulgranas que dejaron huella en la retina de los amantes del deporte de la canasta.

1)La no-liga de Petrovic y el árbitro innombrable (quinto partido de la final ACB, temporada 1988/89).

Corría el año 1989. Drazen Petrovic, el mayor talento del baloncesto europeo, había fichado por el Real Madrid. Ese hecho fue motivo suficiente para pensar que se daría un ‘plus’ de calidad en el equipo blanco suficiente para acabar con la supremacía del Barcelona en las competiciones domésticas y pelear por la victoria en la Recopa de Europa. Los triunfos ante el eterno rival en la Copa del Rey y ante Caserta en la competición continental (la final de los 62 puntos de Petrovic) permitieron al Madrid soñar con un histórico triplete. Solo hacía falta superar en la final de la ACB al Barça, ganador de las tres ligas precedentes, para consumar la machada.

La eliminatoria transcurrió con igualdad, aunque flotaba en el ambiente la sensación de que los azulgrana jugaban una marcha por encima de los blancos debido al precario estado físico de los jugadores interiores del equipo, en especial de Fernando Martín. Aun así, el Real Madrid sacó fuerzas de flaqueza y consiguió forzar un quinto encuentro en la serie. La sorpresa saltó en el Palau Blaugrana cuando se llegó al descanso del partido por el todo o el nada con un 32-39 favorable a los visitantes. ¿Petrovic conseguiría ‘su’ liga ante los Epi, Jiménez, Norris, Solozábal y compañía?

No. El partido cambió de rumbo drásticamente en la segunda parte, cuando el Barcelona logró imponer su juego y llevarse la victoria y la liga gracias al 96-85 final. El protagonista negativo del partido fue el árbitro Juan José Neyro, quien con una actuación más que discutible acabó minimizando aún más las opciones de victoria del Madrid. Los blancos acabaron el encuentro compuestos (tan solo cuatro jugadores del Madrid permanecieron en pista en los últimos minutos debido a la eliminación por faltas de casi toda la plantilla) y sin la ansiada liga. Petrovic abandonaría el equipo rumbo a la NBA al comienzo de la siguiente temporada.

2)Djordjevic de ida y vuelta (quinto partido de la final ACB, temporada 1999/2000).

Aleksandar ‘Sasha’ Djordjevic es uno de los 11 jugadores a lo largo de la historia que han efectuado el puente aéreo Madrid-Barcelona para jugar en los dos grandes equipos de nuestro baloncesto. El base serbio jugó tres temporadas como azulgrana (1996-1999), siendo el principal culpable de la victoria liguera ante los blancos en el quinto encuentro de la final de 1997. Tres años después, el Real Madrid regresaba a las series por el título de la ACB tras varias temporadas de vacas flacas y Djordjevic, antaño verdugo, era uno de sus líderes ahora. La final entre los dos grandes rivales, para no perder las buenas costumbres, volvería a decidirse en un quinto encuentro celebrado en el Palau Blaugrana tras cuatro precedentes intensos. Se habían alternado victorias incontestables de uno u otro equipo con contiendas igualadas hasta los minutos finales.

El Barcelona dominó durante buena parte del encuentro, con un aguerrido Madrid enfrente. A falta de 8 minutos para la conclusión, un 64-57 favorable para los locales lucía en el marcador. Fue entonces cuando Djordjevic, ajusticiador empedernido, apareció en escena. El serbio, que no había anotado ninguna canasta en juego hasta entonces, anotó dos triples que dieron al Real Madrid un liderato en el electrónico decisivo para llevarse el trofeo de campeón ante  un Barça tremendamente errático en el momento de la verdad. El 73-82 final dejó para el (triste) recuerdo el ‘regalo’ de Djordjevic para la que había sido su afición y la posterior tángana con su excompañero Nacho Rodríguez ante el túnel de vestuarios.

3)Me llamo Gasol, Pau Gasol (final de la Copa del Rey 2001)

Real Madrid y Barcelona se volvían a encontrar en una final de la Copa del Rey 12 años después de su último enfrentamiento (La Coruña 1989). La ciudad andaluza de Málaga fue testigo de la consolidación en la élite del que posiblemente sea el mejor jugador de la historia del baloncesto español: Pau Gasol. Aquél fue, sin duda, el torneo del ala-pívot natural de SantBoi de Llobregat, que condujo a la gran final copera a un Barça que arrasó en cuartos de final y semifinales (98-76 ante Fuenlabrada y 69-95 ante Valencia). No pudo decir lo mismo el Real Madrid, que sufrió para derrotar al anfitrión Unicaja (70-73) y a Cáceres (80-71).

El partido por el trofeo real nunca tuvo un dominador claro, pasando por varias fases en las que tanto el Real Madrid como el Barcelona avasallaron a su rival. La victoria blaugrana comenzó a cimentarse cuando el tiro exterior de los blancos, sublime durante buena parte del partido, comenzó a presentar problemas gracias a la asfixiante defensa de Rodrigo De la Fuente sobre Alberto Herreros y ‘Sasha’ Djordjevic. A pesar de que los triples ya no entraban como antes, el Madrid impidió que el Barça se marchase en el marcador gracias a un gran esfuerzo colectivo. La igualdad imperó hasta casi el final del encuentro (el conjunto azulgrana tan solo ganaba por 68-66 a falta de 3 minutos), cuando Pau Gasol se puso el mono de faena y certificó la victoria del Barcelona desde la línea de tiros libres.

El ajustado 80-77 con el que concluyó la final pasó a la historia de nuestro baloncesto. Pau Gasol fue nombrado jugador más valioso (MVP) de aquella Copa del Rey gracias a su majestuoso fin de semana en el Martín Carpena malagueño, que supuso la primera piedra de toque para su posterior marcha a la NBA.

4y5)Tú ganas en Bilbao y yo en Barcelona (finales 2010 y 2012 de la Copa del Rey)

Acabamos este repaso a algunos ‘Clásicos’ memorables recordando las finales coperas de 2010 y 2012. La primera coincidió con uno de los momentos más dulces de la historia reciente del FC Barcelona. El equipo entrenado por Xavi Pascual ofreció un auténtico recital de buen baloncesto en el curso 2009/10, conquistando la Supercopa y la Euroliga y llevándose por delante al Real Madrid en la final de la Copa del Rey disputada en Bilbao. Los blancos solo pudieron hacer frente a su poderoso rival durante el primer cuarto. El resto del encuentro careció de historia debido a la tremenda superioridad del Barça, forjada mediante una defensa excelsa y una gran actuación de Fran Vázquez en la pintura, premiada con el trofeo MVP. La victoria azulgrana por 80-61 supuso el triunfo más holgado de la historia de la Copa del Rey.

 

2012. Tercera final copera de la década entre Madrid y Barça. Dos victorias consecutivas en el trofeo real para los hombres de Xavi Pascual. Inmensas ganas de revancha por parte del conjunto blanco, más celebrándose la final en tierras del enemigo: Barcelona. Nuevo entrenador para el Madrid (Pablo Laso) y nuevo estilo de juego: correr, correr y correr. El ataque posibilitó que los visitantes llevaran la voz cantante durante los dos primeros cuartos del encuentro, liderados por un pletórico Sergio Llull, que acabaría siendo designado el mejor jugador de la Copa. El Barça amagó con despertar de su letargo en el tercer cuarto, pero Jaycee Carroll cortó de raíz sus aspiraciones asegurando la victoria blanca. Segundo triunfo más contundente de la historia de la Copa del Rey y 23º título del Real Madrid en la competición 19 años después del entorchado de 1993.

Éstos son los cinco ‘Clásicos’ con los que nos quedamos. ¿Cuáles son los tuyos?

——-

Millan Cámara en Twitter: @millancb y @whereah

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins