Google+
oct 9, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 2 Comentarios

Lakers 12/13, Un remake Made in Hollywood

Lakers 12/13, Un remake Made in Hollywood

Hace menos de un año, Los Angeles Lakers eran protagonistas de uno de los casos de “intervencionismo” más claros de la historia de la NBA, un traspaso ya cerrado entre New Orleans Hornets (por aquel entonces en manos de la Liga), Los Angeles Lakers y Houston Rockets (y que involucraba principalmente a Kevin Martin, CP3, Pau Gasol, Luis Scola, Goran Dragic y Lamar Odom), era deshecho aduciendo “basketball reasons” devolviendo a cada jugador a su respectivo equipo (aunque en el caso de Paul tardo menos de una semana en volar de nuevo a Los Angeles, solo que no a los Lakers). Ese “veto” al traspaso dejo la plantilla Laker, realmente tocada moralmente, muchos orgullos se habían herido. Lamar Odom no tardo en exigir el traspaso a un “contender”, en este caso fue a Dallas a cambio de una “trade exception” y una primera ronda, en lo que se califico como un regalo para los Mavs. En casa se quedo Pau con una espada sobre su cabeza en forma de traspaso y eso se vio reflejado en su juego (además del cambio de entrenador, ausencia de Training Camp, ascendencia de Bynum…). Por aquel entonces ya se había oficializado el traspaso de poderes dentro de la Casa Purpura y Oro, siendo el nuevo jefe Jim Buss. Esta decisión y los primeros movimientos  de Buss Jr. atrajeron no pocas iras por parte de los aficionados Lakers, incluido yo, que no escribí poco en su momento. El paso de la temporada no iba sino confirmando lo desestructurado de la plantilla. Ya cercanos al “trade deadline” Mitch hace un par de movimiento (sin involucrar a Pau en ninguno de ellos), se deshace de Fisher y Walton mas las dos primeras rondas de este Draft, a cambio del Jordan Hill y Ramon Sessions. Jordan empieza con una lesión de rodilla y hasta los PO no puede demostrar lo que puede aportar y Sessions, si bien es un soplo de aire fresco al principio, se da un batacazo en los PO. Y con una derrota en segunda ronda a manos de OKC se termina esta terrible temporada. Pau en el candelero, Kobe envejeciendo, una plantilla sin base (Sessions se convierte en agente libre) y un “payroll” que no justifica aspirar a segunda ronda. Y entonces llega el primer milagro, el 4 de Julio Mitch consigue traer a Steve Nash a cambio de esa “trade exception” de Odom, poco después llega la renovación de Jordan Hill, seguido del fichaje por el mínimo de Antawn Jamison y finalmente el plato fuerte, traspasa a Bynum en un “multi-team” y algunas piezas y recibe a Dwight Howard, todo ello sin tocar a Pau, incluso se añade una pieza más para el siempre flojo banquillo angelino con el fichaje de Jodie Meeks. Kuptchak lo ha vuelto a hacer, le ha hecho una RCP al equipo que ha pasado de una profunda depresión a  una nueva ilusión de presente y futuro.

En el aspecto puramente deportivo, las cosas pintan muy muy bien y es que a parte de los nuevos jugadores que mejoran lo que ya había, se ha remozado todo el equipo de asistentes de Mike Brown, siendo el fichaje de Eddie Jordan y su dominio de la Ofensiva Princeton, lo más reseñable. Si bien con Nash se mantiene la carencia defensiva en el puesto de base, la mejora de la fluidez en ataque bien lo vale, además de que cubriendo sus espaldas estará todo un 3 veces DPOY como Dwight Howard. Otros aspectos en los que se mejorara de manera clara serán las transiciones, tanto en ataque como en defensa, y es que en Howard los Lakers tienen al hombre alto que mejor corre la cancha de toda la liga. Otro aspecto que ha mejorado notablemente, pese a lo visto en el primer partido de pretemporada, es el banquillo, una segunda unidad con Steve Blake, Jodie Meeks, Ebanks, Antawn Jamison y Jordan Hill, si bien no es para tirar cohetes sí que es una mejora con respecto a lo que había otros años, sobretodo más equilibrada. EN cualquier caso dada la cantidad de “estrellas” en el quinteto titular no es descartable que siempre permanezcan uno de los cuatro pilares en la cancha. Queda por ver hasta qué punto se profundiza en la Princeton Offense y hasta qué punto se ejecuta correctamente (esto es hasta qué punto se comprometen los jugadores con la táctica), pero lo que está claro es que el P&R será un recurso habitual al más mínimo indicio de atascamiento en ataque, gracias sobre todo a que en la rotación principal de 9 jugadores, hay hasta 6 que podrían ejecutarlo con Nash. Sea como sea está claro que estos Lakers aun sin haber jugado un solo partido juntos son unos “contenders” de primer nivel, aunque aún deben demostrar que son los favoritos por delante de Thunder y sobretodo Heat. Sobre el papel son el equipo más potente, pero sobre el papel no se ganan campeonatos, aun tienen que jugar una temporada entera, crear una química de equipo y habituarse a un nuevo sistema ofensivo y compañeros (del anillo de 2010 solo quedan Pau y Kobe)

Veamos la plantilla en detalle:

-Steve Blake.: En el momento de su fichaje, Blake se proponía como uno de las mejores alternativas en el puesto de base para funcionar en el Triangulo Ofensivo. La realidad nos mostro a un Blake perdido en el vasto océano del triangulo, sin encontrarse nunca excesivamente cómodo. Pese a ser un buen tirador, defensor y distribuidor solo lo ha podido demostrar en pequeños periodos todas estas virtudes. Sigue siendo medianamente competente como “back-up”, pero se agradecería algo más de consistencia.

-Kobe Bryant.: Poco se puede decir de esta leyenda viva, que no se haya dicho. Un anotador de increíble que ha sabido adaptarse a prácticamente cualquier rol que se le ha dado, ya sea por el equipo, su físico o sus necesidades. Solo Jordan le separa de ser el mejor escolta de todos los tiempos y si hay algo en lo que se pueden comparar de verdad es un instinto ganador, una dedicación completa al baloncesto para ganar. Y ganar. Y ganar. Aunque es cierto que ha perdido un paso (o dos) en defensa todavía puede ser una fuerza capaz en ese lado de la cancha, como demostró en las series contra los Nuggets la pasada temporada. Este año se enfrenta a un nuevo reto, adaptarse a una inyección de talento tan grande que, aunque siga siendo la primera opción ofensiva, definitivamente tendrá que reducir sus balones en ataque o al menos a volver a vivir sin él en las manos todo el tiempo. Este es su equipo, pero si quiere que este “remake” de los Cuatro Fantásticos funcione mejor que el original, debe ceder gran parte del control de la ofensiva a Steve Nash. ¿Recordáis a los Suns de Joe Johnson y Nash de 2005? pues imaginad como podría ser con Kobe…

-Earl Clark.: Un “daño colateral” del traspaso por Dwight Howard, un combo-forward largo y atlético, buen taponador y al menos en teoría con un buen juego en el poste alto, digo en teoría porque en la práctica es bastante negado en el aspecto ofensivo. Una decepción para un “lottery pick”, con la lesión de Hill podría disfrutar de más minutos, pero no se espera mucha contribución.

-Chris Duhon.: El segundo ladrillo que tuvieron que tragarse Lakers a cambio de Howard, un base anodino, se podría decir que es una versión mala y pequeña de Blake, con problemas de sobrepeso y motivación, su contrato garantizado es lo que le separa de la cola del paro.

-Devin Ebanks.: Es el mayor proyecto joven de los Lakers y por el único por el que parecen sentir algún aprecio, tiene un estilo de juego muy similar al de Trevor Ariza, buen defensor, mal tirador. Su dribling y basket IQ necesitan mejoras urgentes. Si consigue poner sus habilidades y mente en orden puede ser un suplente decente para Metta World Peace.

-Pau Gasol.: Pese a todo, Pau sigue en los Lakers. Y eso en sí mismo es una gran noticia, al menso en la parte deportiva, tanto para Lakers como para el propio Gasol. Eso sí, seguirá siendo la tercera opción en ataque, aunque todo lo hará mas fácil la presencia y cabeza de Nash. Se infravalora la importancia que Pau puede tener en el equipo, al regresar a un estilo de juego donde la visión de juego y capacidad de pase  vuelven a ser capitales Pau puede ser el faro interior y en el mejor amigo de Nash a la hora de organizar el equipo. Dwight también puede verse gratamente beneficiado de su inteligencia y en estos momentos estará intentando calcular cuántos mates lograra hacer a pase de Pau. Si consigue mantenerse motivado, adaptarse mejor a jugar alejado del aro y el equipo va bien, puede que su anotación baje ligeramente, pero el número de asistencias podría rondar las 5. Y, eso sí, su eficiencia ya de por si alta puede subir a cotas estratosféricas.

-Andrew Goudelock.: Está por ver si finalmente tendrá un puesto en el equipo, pero lo incluyo porque parece que a algunos aficionados Lakers les gusto su temporada. A mí no. Me parece un jugador demasiado “anotador” es decir, no la pasa ni así se vea su vida amenazada. Es un jugador poco eficiente y con una visión de juego pobre, podría llegar a ser un “microondas” si tuviera más consistencia.

-Jordan Hill.: Una de las pocas sorpresas agradables de la pasada temporada, Hill se destapo como un jugador interior capaz de pegarse con quien hiciera falta, reboteador capaz, buen defensor, atlético y con cierto rango. Capaz de sustituir tanto a Pau como a Howard, tiene potencial para convertirse en una amenaza de doble-doble. No obstante todo esto queda en suspenso hasta que se confirme la gravedad de su reciente lesión en la espalda, que en el peor de los casos podría hacerle perderse el resto de la temporada.

 -Dwight Howard.: El futuro (y gran parte del presente) de la franquicia, es el mejor Center de la competición y una fuerza defensiva descomunal. Su gran ventaja es su increíble físico, no solo a nivel cuantitativo, sino cualitativo, además de grande y atlético es increíblemente coordinado y ágil. En defensa es capaz de hacer que cualquiera de los mejores penetradores de la liga se lo piense dos veces antes de lanzarse hacia el aro, adames de ser capaz de apabullar en el 1 vs. 1 a prácticamente cualquier interior, por no decir que estamos hablando de uno de los mejores defensores del P&R. Ofensivamente sin duda es más limitado y se podría decir que es técnicamente “pobre” aunque de nuevo gracias a su físico (amen de cierta mejoría en sus movimientos y recursos de espaldas) le da para promediar cerca de 20 puntos por partido. Aunque no es un gran pasador, años de defensas colapsando sobre en la zona y dobles marcajes lo hacen un pasador relativamente eficaz a la hora de devolver la pelota al perímetro. Su gran lunar como en casi todos los hombres altos (y Rondo) es su horrible porcentaje de tiros libres, que, teniendo en cuenta la cantidad de veces que va a la línea le hace perder mucha capacidad en ataque. Queda por ver como su personalidad infantilona y bromista encaja con la seriedad de Kobe.

-Antawn Jamison.: En otra situación habría sido un fichaje espectacular pero la llegada de Nash y Howard, ensombrece en gran parte su llegada. Un anotador muy a tener en cuenta, con rango de 3, pero capaz de jugar de espaldas al aro o atacarlo desde fuera. Reboteador capaz aunque bajo sospecha en defensa. Puede jugar de 3 o de 4 y sea como fuere, parece que tiene ya la etiqueta de 6º hombre. Si consigue mantener el nivel de los últimos años puede ser clave en el éxito del equipo, en especial durante los Playoffs.

-Jodie Meeks.: Otra de las nuevas incorporaciones, es quizás el segundo mejor tirador de todo el equipo tras Steve Nash, y por fin un buen sustituto para darle descanso a Kobe. Aunque sea un poco unidimensional es justo lo que los Lakers necesitan, tiro exterior. Puede aportar también en el rebote, pero está por ver si puede dar un paso adelante defensivamente. Los minutos que comparta con Nash y Pau, podrá disfrutar de gran cantidad de tiros abiertos.

-Darius Morris.: Sabor agridulce el que me dejo Morris el año pasado, se vio potencial pero como con Goudelock y Ebanks, echo de menos más consistencia, da la sensación de que la situación le queda grande. No obstante parece que es el que más posibilidades (entre Goudelock y el) para conseguir un puesto en el roster final, ya que es un base de verdad con buena planta (1´95). Habrá que ver si ha mejorado su tiro exterior.

-Steve Nash.: Si no fuera por su defensa sería el mejor base de su generación de largo, y aún así le ha dado  para dominar en una era de bases. Es el mejor jugador de P&R solo tras Stockton y sin duda uno de los mejores tiradores que se han pisado una cancha, y es que salvo su defensa Nash no tiene ni un solo defecto mas. Pese a su edad y sus recurrentes problemas de espalda aun es uno de los mejores en su puesto en la liga y es capaz de hacer funcionar un P&R con un cono de entrenamiento. Con él los, Kobe, Pau y Howard, disfrutaran por primera vez en sus carreras de un autentico facilitador, de hecho con uno de los mejores, con el dirigiendo el juego y surtiéndoles de balones es difícil concebir un mejor equipo en ataque. Pero otro de los aspectos donde la presencia de Nash se va a notar mucho, será en el vestuario, Steve es conocido como uno de los mejores “Chermistry Makers” de la NBA y eso en un equipo donde una de sus principales necesidades es precisamente el desarrollo de esa química, es vital.

-Robert Sacre.: Con el número 60 del último Draft tenemos a “Mr. Irrelevant”, Center clásico y con buen tamaño, buenos movimientos al poste aunque no sabe utilizar su tamaño apropiadamente. No es muy explosivo y aun menos atlético. Dada la lesión de Hill podría hacerse con un hueco en el equipo.

-Metta World Peace.: Dar por sentado algo con MWP es cometer un error (salvo que estés dando por hecho que es lo más inestable de la NBA). Sigue siendo uno de los mejores defensores que hay en la NBA y parece que este año en su moneda mental ha salido cara y ha llegado al Training Camp, en una forma excelente y por lo que he podido ver en entrenamientos y el partido ante los Warriors, ha mantenido ese toque de muñeca que tenía en el último tercio de la pasada temporada. Si está centrado debería aprovechar las miles oportunidades de anotación que los 4 Fantásticos le van a ofrecer.

Y este será el roster salvo cambios de última hora (y tras dilucidar quién se queda con los últimos puestos de la plantilla). Es una posición inmejorable para empezar pero si quieren reclamar el cetro de la Liga o incluso de su conferencia deberán trabajar y mucho. Siempre tendrán la advertencia del desastre de 2004, pero hay que recordar que esa temporada con un equipo azotado por las lesiones y con un vestuario totalmente desestructurado alcanzaron las Finales. Ya veremos hasta donde llegan este año.

 

Claudio Rueda en Twitter: @claunchin

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins