Google+
sep 15, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 2 Comentarios

La terna de aspirantes en el Este

La terna de aspirantes en el Este

En los últimos años viene siendo la Conferencia más “defensiva”. Tosca también podría encajar bien en su descripción. Basta si no echar ojo a los pasados Play-Offs, donde predominaron los tanteos bajos y un ritmo bastante lento de partido, especialmente en las primeras rondas. No se puede decir que fueran partidos muy agradables de ver, si bien la emoción a veces les daba ese punto extra que podía llegar a evitar que el espectador medio español cayera vencido por el sueño a mitad del encuentro.

Para este año, y al menos sobre el papel, esto debería cambiar algo debido al salto de calidad que han dado gran parte de los equipos que el año pasado alcanzaron puesto de PO. Pero claro, esta suposición, siendo el Este, no deja de ser un deseo de difícil cumplimiento.

De cara al título de Conferencia cabe pensar sobre todo en estos tres equipos:

1. Miami Heat.

Vigentes campeones. De los que ya siguen, que son mayoría, poco se puede decir que no sepamos. Aquí lo más destacable es la intención de Chris Bosh de jugar, si así lo dispone Spoelstra, como “5” del equipo. Lo cierto es que llama la atención, teniendo en cuenta que ni la corpulencia ni la intimidación son virtudes del ex de los Raptors, pero esto abre un interesante abanico de posibilidades para los de Florida gracias a la llegada este verano de Rashard Lewis y Ray Allen. Un Bosh jugando como pívot dejaría hueco en el quinteto para bien LeBron (algo que ya hizo en los pasados PO), bien incluso Lewis, ocuparan el puesto de “4”. Habría que ver a qué nivel está Rashard después de su casi inédita última campaña en Washington, pero si vuelve a parecer un jugador de baloncesto y recupera aunque sea un poco el nivel ya no de Seattle, sino de su primera época en Orlando, lo cierto es que la versatilidad, capacidad ofensiva y, por qué no, velocidad de los de Spoelstra asustará. Un quinteto formado por Chalmers-Wade-LeBron-Lewis-Bosh o incluso Chalmers-Wade-Allen-LeBron-Bosh debería, a priori, pasearse por muchas de las canchas del Este (a pesar de la posible carencia de estatura y, sobre todo, defensa interior, pues prácticamente todo quedaría a merced de lo que ofreciera LeBron).


Igualmente este “deseo” de Bosh de jugar de pívot viene a poner de manifiesto la carencia más importante de estos Heat: la falta de un hombre alto de garantías. Este verano se les escapó Camby, un jugador que les hubiera venido de perlas para completar y compensar el quinteto titular y, hasta la fecha, siguen sin encontrar a nadie que pueda cubrir ese puesto con un mínimo de consistencia. Joel Anthony no es desde luego ese hombre. Veremos si encuentran a alguien o si, en su defecto, el experimento Bosh funciona.


2. Boston Celtics.

Los veteranos pero más que reforzados Celtics afrontan la primera campaña sin el famoso “Big Three” que todos conocimos estos últimos años. Las interesantes elecciones del Draft y el gran trabajo de Ainge en los despachos durante el verano han hecho que, si la desgracia no se ceba con ellos como ocurrió en el curso pasado, los de Massachusetts tengan, esta vez sí, una profunda plantilla para afrontar la temporada, pudiendo quizá únicamente echar en falta un base suplente de plenas garantías.

Rondo (no hace falta decir nada más), Pierce y un “rejuvenecido” y renovado Garnett serán las piezas claves de los verdes, a los que se les debe sumar Avery Bradley (veremos cómo vuelve de su lesión de hombro; se espera que el nivel mostrado como titular la temporada pasada tras la lesión de Ray Allen tenga cierta continuidad) y Jason Terry (mejor relevo para Allen no pudieron encontrar, además de que permite que Bradley sea el Escolta titular). El recuperado Jeff Green e incluso Courtney Lee también tendrán que aportar desde el banco.

Oficio, veteranía (aunque también algo de juventud este año, pues a Bradley se le unen los rookies Melo y Joseph) y saber hacer son sus virtudes principales, y esto unido a la genial dirección de Doc Rivers deben ser razones más que suficientes como para que, si no conseguirlo, estén en la lucha por el título del Este.


Habrá que quedarse a la espera de lo que ocurra con Kenyon Martin, que está sonando para Boston y también para NY. Si los verdes consiguen finalmente su fichaje darán un salto de calidad (otro) en lo que a juego interior se refiere, completando una potente rotación formada por los dos titulares (Bass y Garnett), los dos rookies (Joseph y Melo) y el recuperado Chris Wilcox. Esto puede ser clave de cara a la postemporada y un hipotético nuevo enfrentamiento, por qué no, con Miami, dado que en la zona es donde más cojo está el conjunto de Spoelstra.

3. New York Knicks.

Sí, lo he escrito bien. Los de la Gran Manzana, a pesar de apañárselas para acabar decepcionando al personal cada vez que tienen un equipo que, sobre el papel, puede aspirar a grandes cosas, son de obligada inclusión tras los buenos fichajes que han realizado a lo largo del periodo estival.

Su completísima rotación de bases, con Ray Felton, que vuelve al equipo con el que promedió los mejores números de su carrera, como teórico titular, sus dos “Forward” estrella, Carmelo y Amar’e (de los que se espera que, de una vez, consigan complementarse y no estorbarse dentro de la pista), y Chandler como bastión defensivo en la zona ya deberían ser jugadores como para tenerlos en cuenta. Si a esto se le añade desde el banco a, entre otros, J.R. Smith, Novak y su muñeca y la intimidación del veteranísimo Camby parece más que lógica la expectación creada (una vez más) en torno al equipo neoyorquino. Queda por ver a qué nivel vuelve Iman Shumpert, pieza clave en el perímetro gracias a su defensa. Si consigue recuperarse totalmente de esa maldita lesión de rodilla, el puesto de “2” titular será para él.


También están a expensas, al igual que los Celtics, de la decisión que tome K-Mart. Como ocurre con los de Massachusetts, la incorporación del ex de Nets, Nuggets y Clippers serviría para acabar de dar consistencia a un de por sí buen juego interior, si bien en el caso de los Knicks sí que puede parecer que necesitan más otro pívot de banquillo dada la elevada edad de sus reservas (Kurt Thomas y Marcus Camby).

Llegue o no Martin, este año ya sí que debe ser el definitivo para los del Madison. Demasiadas decepciones acumuladas y demasiados años sin rascar absolutamente nada a pesar de las millonadas invertidas en muchas de esas temporadas. Material hay, sólo falta que sean capaces, de una vez por todas, de sobreponerse a esa especie de “gafe” que les persigue.

Se “caen” de la lista los primeros clasificados de la Conferencia el año anterior, los Bulls, por la lógica razón de la lesión de Rose y la incógnita de ver a qué nivel regresará toda vez que supere plenamente esa rotura de LCA que le mantendrá, en teoría, parado por lo menos 4 meses más.

Los Sixers y su flamante nuevo pívot, Andrew Bynum, también estarían dentro de una “segunda línea” de equipos a considerar. Mucha cara nueva, aunque muy buenos fichajes, en el equipo de Doug Collins, que habrá que ver cómo congenian para mantener el gran juego de conjunto que desplegaron la temporada pasada.


Y cómo no, nombrar por último en este otro grupo a los nuevos Nets de Brooklyn, equipo al que Prokhorov no ha dudado en “hipotecar” en lo que a salary-cap se refiere para tratar que desde ya sea un nombre a tener en cuenta en el Este, a pesar de no haber sido capaces finalmente de fichar a Dwight Howard. Incluso con la llegada de un All Star como Joe Johnson, no parece que los Nets vayan a poder mostrar un nivel y una capacidad competitiva superior a la de rivales como Heat o Celtics, por ejemplo. En cualquier caso, el tiempo nos dirá.


¿Cuáles son vuestras apuestas?

Puedes leer aquí: “La terna de aspirantes en el Oeste”

Pablo Lorente en Twitter: @_Matasanos_

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins