Google+
ago 1, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 1 Comentario

El Informe Lin (y II)

El Informe Lin (y II)

“Esto es dialéctica. Dialéctica muy simple. Uno por nueve. Sin tal vez, sin supuestos, sin fracciones. No puedes viajar por el espacio. No puedes salir al espacio, sabes, sin, sabes, con fracciones. ¿Dónde vas a aterrizar? ¿Sobre un cuarto? ¿Sobre tres octavos? ¿Qué harás cuando vayas de aquí a Venus o algo así?”. (De la película “Apocalypse Now” dirigida poro Francis Ford Coppola).

Seguimos con la historia del fichaje –más bien del no fichaje- de Jeremy Lin. El jugador propulsor de la “Linsanity”, la locura por Lin. La personificación del Sueño Americano en los Knicks de Nueva York, uno de los clubes más emblemáticos de la Liga NBA.

Su entrenador, Mike Woodson, le había asegurado no solo que contaba con él sino que iba a ser titular indiscutible. Su General Manager, Mr. Glen Grunwald, le aseguró, igual que lo hizo a los medios de comunicación, que los Knicks de Nueva York igualarían la oferta -$25 millones por 3 años-  que los Rockets de Houston iban a presentar en las oficinas de la Liga NBA. Según el cuerpo técnico de los Knicks, Jeremy Lin, su calidad como jugador y su carisma dentro y fuera de la cancha, eran muy importantes para el futuro de los Knicks.

Solo faltaba saber si el propietario del club, Mr. James Dolan, dueño entre otras empresas de la Madison Square Garden Corporation, la compañía padre de los Knicks, y al fin y al cabo el dueño de la caja, estaría de acuerdo en igualar una oferta que era muy asequible durante los dos primeros años de contrato –con más o menos 5 millones de media por año- y que se disparaba en el tercero: con un valor contractual de casi 15 millones de dólares.

Para ayudarle en su proceso de decisión Mr. Dolan decidió entonces solicitar un informe financiero a los analistas de Gamco, la empresa que posee el segundo –o a veces el tercero, dependiendo de cómo se mueva el mercado bursátil- paquete accionarial de los Knicks solo por detrás la propia MSG Corporation.

Vaya por delante que el informe financiero en cuestión, y créame el amigo lector que en mi vida profesional he visto unos cuantos, es impecable. Sus argumentos son contundentes y, por supuesto, están muy bien fundamentados. Como se espera que sea un informe financiero.

La cuestión es: en el mundo del baloncesto NBA, en el mundo del deporte en general, ¿se puede aterrizar sobre un cuarto?. ¿O sobre tres octavos?.

Veamos.

El informe al que ha tenido acceso quien esto escribe –del que entrecomillaré los párrafos más relevantes- señala que la propuesta de contrato “sitúa al jugador muy por encima del mercado; en particular en el tercer año, en el que su salario supera en tres veces el sueldo medio de un jugador de la NBA”. Los analistas aprovechan también para ponderar muy positivamente el fichaje de Ray Felton. Felton, como recordará el amigo lector, fue contratado por los Knicks en pleno proceso de  negociación con Lin. Pues bien, sobre el fichaje de Felton, los expertos de la Gamco afirman que  “es muy barato [de hecho, escriben que es “un chollo”] comparado con Jeremy Lin”. Para luego añadir que “Somos [se supone que se refieren a la MSG Corporation, a la propia Gamco y a las otras empresas que forman parte del Consejo de Administración de los Knicks] inversores que buscan valor”.

El informe afirma también algo muy obvio: “El valor del contrato de Lin en ese tercer año –que en realidad fue la trampa que le pusieron los Rokcets a los Knicks en la negociación- se dispara: sobre todo cuando se suma su contrato al de Carmelo Anthony, al de Stoudemire y al de Chandler”. “Esto supondría pagar decenas de millones de dólares en impuesto de lujo; en concreto, unos 40-45 millones”. Lo lleva a concluir a los analistas lo siguiente: “Desde el punto de vista de control financiero y fiscal, nada se puede argumentar a favor de [la permanencia de] Jeremy Lin en el equipo; de ningún modo”.

Continúa el análisis valorando elementos objetivos de lo que ha supuesto económicamente para los Knicks, y para la corporación MSG, la presencia de Jeremy Lin en el equipo. “Jeremy Lin ha jugado 64 partidos –menos de una temporada completa- y se recupera de una lesión de rodilla que le mantuvo fuera de la cancha durante 17 partidos de la Temporada Regular y de playoffs”. Y prosigue: “Su meteórico ascenso, que se denominó “Linsanity”, tuvo su pico más alto en el mes de febrero pasado cuando anotó 38 puntos contra Kobe Bryant y los Lakers (sic) y 28 tantos contra el campeón vigente, los Dallas Mavericks”.

Jeremy Lin, efectivamente, lideró a los Knicks para conseguir un récord de 10 victorias y 4 derrotas durante ese mes de febrero al que hacen referencia los analistas. Su fama instantánea sirvió para que la Time Warner Cable –filial del gigante mediático Time Warner Corporation- y la MSG Co. firmaran la paz y suscribieran un jugoso contrato por el que Time Warner se comprometía a volver a ofrecer los partidos de los Knicks en modalidad de televisión por cable y de pago por visión.

Sin embargo, para los analistas de Gamco, todo esto ya estaba debidamente descontado. “La presencia de Lin como titular en los Knicks ha incrementado un 37 por ciento las ventas de entradas y de mercaderías. Pero su presencia ya está debidamente descontada en el precio de la acción de MSG”. Es verdad que el valor llegó a subir un 25 por ciento en el mercado bursátil en la época en la que está escrito el informe, pero el valor ha bajado casi un 10 por ciento desde su fichaje por los Rockets, dicho sea de paso.

Tampoco los derechos televisivos se van a ver afectados por la marcha de Jeremy, según los analistas de Gamco: “Los derechos televisivos son el efecto más notorio que ha tenido Jeremy Lin sobre la cuenta de resultados de los Knicks, pero el beneficio de la “Linsanity” ya se manifestó adecuadamente con el acuerdo logrado [por la MSG] con la Time Warner Cable”.

La conclusión final de los analistas es contundente: “[El fichaje de] Jeremy Lin es un riesgo financiero considerable”. En consecuencia, la recomendación final a Mr. Dolan fue –y está escrita en su informe con un término claramente bursátil- de “vender”.

Pero lo más impactante es la frase final del informe. Probablemente porque, aunque escrita por mentes mucho más expertas en matemáticas financieras que en “pick and rolls”, resulta una reflexión muy veraz. Dice así: “Creemos que Jeremy Lin será olvidado por el público si los Knicks hacen una buena temporada el curso que viene”.

Míster Dolan comunicó a los ejecutivos del club su decisión final de no renovar a Jeremy Lin tan solo 24 horas antes de que venciera el plazo. El jugador firmó por los Rockets de Houston en donde será, casi con toda seguridad, el base titular del equipo.

Dicho lo cual, ni la mayoría de los aficionados, ni la propia gente de básquet de los Knicks, están de acuerdo con la decisión del señor Dolan.

Pero lo que queda bastante claro para mí tras leer este “Informe Lin” es que cuando los analistas financieros se imponen a los expertos deportivos de un club, la posibilidad de aterrizar sobre un cuarto o sobre tres octavos se convierte en algo muy tangible; en algo muy real.

——-

Miguel Ángel Paniagua (publicado en GIGANTES)

Miguel Ángel Paniagua en Twitter: @pantxopaniagua

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins