Google+
jul 20, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 2 Comentarios

Resaca del 11 de Julio

Resaca del 11 de Julio

Traspasos, “Qualifing Offers”, firma/renovación de Agentes Libres y, sobre todo, muchos rumores. Después de casi dos semanas de infinitas habladurías y movimientos que quedaban pendientes de la apertura del mercado para poder ser confirmados, estamos pudiendo presenciar durante estas últimas fechas a la corroboración de todos los tira y afloja de los días precedentes. A modo de resumen, se pueden consultar los movimientos de este mes de Julio en este enlace o en este otro.

Sin entrar mucho en detalles, esto es lo que me ha parecido más interesante de lo sucedido desde el pasado día 11.

Conferencia Este

- Atlanta Hawks. Tras la eliminación contra Boston en primera ronda se han metido de lleno, con su nuevo GM Danny Ferry a la cabeza, en una reconstrucción del bloque que les había clasificado para la postemporada durante las 5 últimas campañas.

Se han liberado del megacontrato de Joe Johnson (casi $90 millones por 4 años), con el cual han obtenido una serie de “expirings” (Farmar, Petro, Williams, Stevenson), que les proporcionarán un buen margen salarial para el verano que viene, y Anthony Morrow. En la misma línea ha ido el traspaso de Marvin Williams (que le restan 2 años de contrato y $15 millones por cobrar) a Utah a cambio de Devin Harris (el contrato que firmó en su día con los Nets finaliza en esta 2012-13).

También se han hecho con el Agente Libre Lou Williams (Philadelphia) y, recientemente, con Kyle Korver (Chicago) a cambio de una Trade Exception de $5.1 millones. La incógnita ahora mismo reside en quién ocupará el puesto de “3”, porque si bien tienen una gran cantidad de jugadores de perímetro la posición primera de casi todos ellos es la de escolta.

- Boston Celtics. Pocas novedades, por ahora, desde Massachusetts. Además de la “pesca” de jugadores más que interesantes que ha hecho en el Draft, el único cambio significativo ha sido la firma del Agente Libre Jason Terry, que suplirá la baja de la otrora “tercera pieza” del Big Three: Ray Allen. Por lo demás, renovaciones de Garnett ($34 millones por 3 años), Jeff Green ($36 millones/4 años) y Brandon Bass (en torno a $20 millones por 3 años).

Así pues, Danny Ainge mantiene casi intacto el bloque que estuvo a un cuarto de llevarles, por tercera vez en cinco años, a la Final de la NBA. A pesar de la edad, si la salud les respeta volverán a ser un serio aspirante a llegar, de nuevo, a Final de Conferencia.

- Brooklyn Nets. Renovaciones de Deron Williams ($98.5 millones por 5 años), Gerald Wallace ($40 millones por 4 años), Brook Lopez ($61 millones por 4 años) y, finalmente, Kris Humphries ($24 millones por 2 años), unidas a la adquisición del All-Star Joe Johnson procedente de Atlanta. Esto los coloca entre los mejores equipos del Este, a pesar de que por ahora no hayan logrado hacerse con Dwight Howard. Agresiva apuesta la de Prokhorov en su estreno en Brooklyn, como era de esperar.

- Charlotte Bobcats. Después de firmar la peor temporada de una franquicia en la historia de la NBA, el nuevo GM y ex de Portland, Rich Cho, está consiguiendo devolver la ilusión a Carolina del Norte con la adquisición de Ben Gordon, la elección de Kidd-Gilchrist en el Draft y las recientes firmas de Ramon Sessions y Brendan Haywood (amnistiado por Dallas).

- Chicago Bulls. Con la incógnita de Rose para esta temporada, al que habrá que ver finalmente cómo y cuándo vuelve a la competición, y tras el mal sabor de boca del final del curso pasado, desde Chicago se ha priorizado el adquirir un base de ciertas garantías que pudiera suplir la baja del MVP de la 2010-11. Para ello se han hecho con un viejo conocido: Kirk Hinrich.

Asimismo, tras la marcha de CJ Watson a Brooklyn, la no renovación de Ronnie Brewer y el ya confirmado fichaje de OJ Mayo por parte de los Mavericks, el “backcourt” de los de Illinois ha quedado, por el momento, bastante cojo.

- Indiana Pacers. Consumada la marcha de Larry Bird, han sido capaces de mantener el bloque que les llevó a tener contra las cuerdas a Miami en las semis del Este. Aunque han perdido a Darren Collison y Dahntay Jones en un traspaso con Dallas a cambio de Ian Mahinmi, han firmado a los agentes libres DJ Augustin (Charlotte) y Gerald Green (Nets) para cubrir dichas bajas. Han perdido defensa de perímetro con la marcha de Jones, pero a cambio el espectáculo va a estar garantizado en el antiguo Conseco Fieldhouse. Sus aros pueden acabar tocados alguna noche.

- Miami Heat. Ray Allen y Rashard Lewis. El otrora dúo estrella de los Sonics se vuelve a juntar en South Beach para, saliendo desde el banco, ametrallar al equipo rival desde la línea de 3. Como anden finos, el roto que pueden hacer con la compañía de LeBron y cía puede ser más que considerable. Eso sí, Camby, la pieza que les faltaba para completar y equilibrar el quinteto, se les acabó escapando en favor de NY.


De cualquier forma, siguen siendo los favoritos para revalidar el título.

- New York Knicks. Uno de los que no han perdido el tiempo. Le “birlaron” a Jason Kidd a los Mavericks, trajeron de vuelta al veteranísimo Marcus Camby y, ahora, también a Raymond Felton junto a Kurt Thomas en un traspaso que envía a los Blazers a Jared Jeffries y Dan Gadzuric.

El trío de bases de los Knicks (Felton, Kidd, Prigioni) es como para tenerlo en cuenta. Si a esto le sumamos que han conseguido hacerse con otro gran jugador defensivo como es Camby, a poco que completen el perímetro parece que podrán hacer, al fin y de una vez, cosas interesantes en PO. Dependerá también en gran medida de si, finalmente, ‘Melo y Amar’e consiguen complementarse.

Eso sí, la “Linsanity” parece que fue sólo un sueño de un mes de Febrero. Salvo sorpresa de última hora Houston se lo va a llevar con un contrato de $25 millones y 3 años (con un último año de $15 millones). Del mismo modo, Landry Fields ha puesto rumbo a Toronto tras la suculenta oferta de los canadienses ($20 millones por 3 años), imposible de igualar para los de la Gran Manzana.

- Philadelphia 76ers. Brand y Lou Williams, dos habituales de los últimos años, han dejado el equipo. El primero amnistiado, para hacer hueco salarial, y el segundo al elegir fichar por los Hawks.

Para cubrir sus ausencias se han hecho con Dorell Wright, Nick Young y Kwame Brown. Los dos primeros pueden darles un gran rendimiento, pero el tercero no deja de ser una incógnita (y una sorpresa, dicho sea de paso, especialmente si vemos que se va a embolsar $6 millones por 2 años).

- Toronto Raptors. Con los fichajes de Lowry (previo traspaso con Houston) y Fields, y a la espera de ver qué acaba siendo de Calderón, el “backcourt” de los canadienses da un salto de calidad enorme. ¿El problema? Que por dentro sigue faltándoles mucho. ¿Su esperanza? Jonas Valanciunas, que ya sí que se viene de Europa para dar el salto a la NBA.

 

Conferencia Oeste

- Dallas Mavericks. Después de una mala temporada, en la cual no consiguieron suplir la baja de varios jugadores que fueron claves en la consecución del anillo de 2011, los de Cuban han comenzado a moverse con agresividad en el mercado. Tras perder a Kidd y Terry y deshacerse de Odom y Haywood (este último mediante la famosa amnistía, para liberar su salario de las cuentas de esta 2012-13) se han hecho con Darren Collison y Danhtay Jones, ambos procedentes de Indiana, a cambio de Ian Mahinmi (gracias al S&T del francés). En el mercado de Agentes Libres han firmado a Chris Kaman, Elton Brand y, ahora, OJ Mayo.

Así pues, en unos pocos días han conseguido cubrir el puesto de base, la baja de Terry y hacerse con un pívot que, dado el caso, puede hacer daño en ataque (algo que no ocurría con Haywood). Refuerza además el puesto de “4” con Brand y la defensa de perímetro con Jones. Por ahora, no se le puede decir a Cuban que no esté reforzando (y bien) el equipo.

- Houston Rockets. A pesar de lo incomprensible de la situación, todos sus movimientos parecen ir encaminados a liberar masa salarial y acumular elecciones de primera ronda de cara a preparar una ofensiva por Dwight Howard. Sin embargo, las opciones de hacerse con la estrella de Orlando parecen remotas, y si al final no lo consiguen (o, en su defecto, algún otro jugador dominante como podría ser Andrew Bynum) todo este aparente “sinsentido” realizado por la franquicia texana habrá sido un rotundo fracaso, ya que por el camino ha desmantelado completamente un equipo que se quedó a nada de entrar en Play-Offs la temporada pasada. El último movimiento incomprensible, el amnistiar a Luis Scola.

Demasiadas bajas y cambios para un equipo que únicamente parece que tendrá, por lo pronto, a Jeremy Lin como cara nueva más destacada. El resto, jugadores de banquillo que llegaron tras los traspasos de Dalembert y Camby.

- Los Ángeles Clippers. Odom ha vuelto al que fue su primer equipo en la NBA. Habrá que ver si es capaz de volver a rendir a un nivel medianamente aceptable después de su año aciago en Dallas. Si lo consigue, ojo a lo que pueden hacer él mismo, el recién fichado Jamal Crawford y ahora también Grant Hill saliendo desde el banco. Con la esperada recuperación de Billups, mejorarían muchísimo la plantilla del año pasado, y eso a pesar de la marcha de jugadores que fueron importantes al final de la pasada campaña, como Nick Young o Reggie Evans.

- Los Ángeles Lakers. Tras la adquisición de Nash, ahora la franquicia angelina está a la caza de Dwight Howard para terminar de conformar una plantilla que le dé la opción a Kobe de ganar su ansiado sexto anillo. Entretanto, veteranos como Antawn Jamison se unen al proyecto de los de púrpura y oro, mientras que otros como Jermaine O’Neal siguen sonando para reforzar el equipo. A poco que puedan pescar en el mercado, especialmente en lo que a jugadores de perímetro se refiere, la plantilla de Lakers tendrá más que buena pinta, dejando como mayor incógnita la de siempre: el entrenador; un Mike Brown que, como demostró durante toda la temporada pasada, no pasa de ser un buen especialista defensivo.


- Minnesota Timberwolves. Después de recuperar a Brandon Roy para el baloncesto, están a la espera de ver si Portland acaba igualando su multimillonaria oferta por el francés Nicolas Batum. Si Ricky Rubio se recupera bien y consiguen completar la rotación con otro pívot reserva y un escolta, el alcanzar un puesto en los Play-Offs para este año debería ser un “must” para los de Minneapolis.

- Phoenix Suns. Una vez confirmada la salida de Nash, rápidamente se pusieron manos a la obra y ataron a Goran Dragic, un viejo conocido que venía de hacer una gran segunda mitad de la temporada con Houston. También han firmado a Michael Beasley y a Scola, después de haber sido amnistiado por los Rockets. Las caras nuevas son, cuanto menos, ilusionantes. A pesar de haber quedado sin OJ Mayo, si la cabeza le funciona a más de uno este equipo puede hacer grandes cosas, ya que pocas plantillas en la Liga, en lo que a talento se refiere, pueden superarle.

- Utah Jazz. Tras finalmente deshojar la margarita y traspasar a Devin Harris, han logrado obtener a cambio un “3” correcto como es Marvin Williams (posición donde el equipo estuvo bastante cojo durante varias fases de la temporada pasada). Además, han traído de vuelta a Mo Williams, quien inició su carrera NBA en la franquicia de Salt Lake City. Buenas incorporaciones, si bien pueden andar todavía necesitados de un verdadero base “puro”.

 

Otras consideraciones

Me ha llamado la atención sobremanera la cantidad ingente de grandes contratos que se han ofertado (y, muchos ya, firmado) durante estos primeros días de verano. Algunos ejemplos flagrantes: Asik ($25 millones por 3 años, oferta de Houston), Fields ($20 millones por 3 años, con uno último de casi $10 millones), Lin ($25 millones por 3 años también), Batum ($46 millones por 4 años), el propio Jeff Green ($36 millones por 4 años después de venir de una operación de corazón que le tuvo de baja toda la temporada pasada), etc. No es que se dude de la calidad y de la capacidad baloncestística de estos jugadores, pero es que resulta cuanto menos extraño que tras un Cierre Patronal que tenía, como una de sus razones principales, la necesidad de reducir la ingente cantidad de dinero que se pagaba a los jugadores, especialmente con según qué tipos de contratos, se estén dando casi que como churros remuneraciones muy altas a jugadores que, a día de hoy, tienen que demostrar muchas cosas en la Liga.

Y no sólo a jóvenes. También se han visto contratos como los de Novak ($15 millones por 4 años, que contrastan y mucho con los “pírricos” $2.8 millones por 2 años de JR Smith) y otros de gente mucho más veterana, como podría ser Marcus Camby ($13.2 millones por 3 años, con 38 ya cumplidos). Nadie duda del rendimiento de este último vista su pasada campaña, al igual que sucede con Steve Nash, pero de aquí a un par de temporadas, con 40 cumplidos, su rendimiento puede ser una verdadera incógnita.

Veremos qué termina sucediendo de aquí a un par de años, que será cuando se comience a penalizar realmente a los equipos que se pasen del tope salarial ($3.25 de multa por cada $1 que se exceda del límite). Algunos tendrán que hacer verdadera ingeniería financiera si no quieren dejarse millones y millones en Impuesto de Lujo. Y recordemos que la amnistía (el despedir a un jugador de tal forma que su salario no quede reflejado en los libros de cuentas de ese ejercicio) únicamente se puede realizar sobre un solo jugador y durante una sola semana a partir del día de apertura del mercado de fichajes.

Pablo Lorente en Twitter: @_Matasanos_
468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins