Google+
jun 4, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA, Portada | 3 Comentarios

Oda al baloncesto

Oda al baloncesto

No, no es que yo vaya a escribir una oda al baloncesto, no soy tan malo y no se me ocurriría torturaros de manera tan cruel. Es una oda en forma de “performance” de la mano del prestigioso grupo San Antonio Spurs con direccion y adaptacion por Gregg Popovich (no confundir con Gregory Popovich). Aclarar que pese a la calidad que despliegan en la gran mayoría de sus actuaciones en este caso me refiero a un partido en concreto, si me apuráis a un cuarto concreto.

Y me refiero, como no, al segundo partido en la serie entre los Spurs y los Thunder  en estas WCF. He visto a equipos jugar muy muy bien, jugar con mucha pasión, dominando, jugando de cara a la galería…. pero hacia muchísimo tiempo que no veía ver la perfección que alcanzaron estos Spurs sobretodo en el 3er cuarto de ese partido. Si me preguntáis que en concreto es lo que hacían bien no sabría responderos, bueno, sí, TODO… desde el movimiento de balón hasta el movimiento de jugadores sin él, la ejecución de las jugadas, la improvisación cuando la jugada se abortaba la química entre los jugadores en el campo, la ejecución individual, Tony Parker flotando por el campo… durante bastantes minutos fue como estar en una especie de trance que ni los tiempos muertos rompían, una abstracción del tiempo que solo se vio rota por el Splat-a-Splitter. Y no es que los Thunders estuvieran jugando especialmente mal, pero, DIOS MIO, es que San Antonio estaba rozando la perfección.

Y esto viene dado, en mi opinión, primero y principalmente por él la conjunción de calidades complementarias y sabiamente mezcladas, pero influye también que llevan siendo el mismo núcleo desde hace 10 años, que han disfrutado de una estabilidad digna de los Jazz de los 90. Esto hace que en general sean un equipo temible, pero que, además, en momentos puntuales, entren en trance y vean el baloncesto de una manera mágica. Manu, Tony y Timmy han pasado más tiempo juntos que muchos matrimonios, en una especie de armonía Zen y eso se nota, aun sin Gregg en el banquillo podrían funcionar en modo “Piloto Automático”.

Hay que hacer una mención especial a una de las causas de este trance baloncestístico, el excelente dominio del “extra pass” que habla igual de bien de la confianza que se tienen entre los compañeros como el movimiento sin balón del equipo. Y es que, si algo se desprende de todo esto, es el increíble trabajo que hay detrás de “scouting“, de reconocimiento de las defensas… Obviamente no quiere decir que sean perfectos (como ya se demostró en el Game 3) pero como ya he dicho son más propensos a encontrar el “momentum“. Por supuesto es igual de impresionante que se pueda mantener el nivel tanto con los titulares como con los suplentes, lo que nos da la dimensión total del EQUIPO.

Os dejo un enlace via Youtube para que disfrutéis del partido, esta en varios videos…

Claudio Rueda en Twitter: @claunchin

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins