Google+
may 21, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 9 Comentarios

La mente dormida

La mente dormida

Aunque en este caso sea una referencia al baloncesto, este concepto de la “mente dormida” (o genialidad, o nervio o iluminación o como queráis llamarlo) puede aplicarse a prácticamente cualquier actividad humana que se os ocurra.  Hay personas que  parecen tener una concepción del mundo hecha específicamente para una de esas actividades y la “masterización” de ellas la alcanzan de una manera prácticamente natural. El resto de mortales en algún momento podemos llegar a rozarlo por unos instantes, en contadas ocasiones a lo largo de nuestra vida. Cuando digo prácticamente natural no me refiero a “sin esfuerzo”, si no a que parece que alcanzan su estado natural. Dos ejemplos prácticos, Mozart se esforzaba en crear composiciones maravillosas aunque le salían con total naturalidad; Magic montaba contraataques no solo efectivos y rápidos, sino estáticamente bellos de manera natural, aunque con un esfuerzo y entrenamiento obvios. Eso sí para que los genios “despierten” deben coincidir la fuente de su genio con la actividad a desempeñar. Y es que normalmente los genios en una actividad suelen ser auténticos zoquetes en cualquier otra cosa.

Esa mente dormida, como ya he dicho, está presente en casi cualquier persona. Cualquiera que haya jugado regularmente al baloncesto habrá tenido alguna tarde, pachanga o partido, “especial” ese en el que lo ves todo y todo te sale de manera totalmente inconsciente como si fuera un sueño, tiene otras definiciones, como la de entrar en la “zona”. En cualquier caso hay muchos tipos de mente dormida, no solo es meter puntos o dominar, así que voy a exponer algunos de los casos más brillantes. Como advertencia, no es una lista de los mejores jugadores de todos los tiempos, aunque todos los que salen lo sean, hay jugadores que sin duda tuvieron mejores carreras o fueron simplemente mejores jugadores y no están. La lista es más los máximos exponentes de un tipo de genialidad.

  • Michael Jordan: Con Él hay dos ejemplos de genialidad, una, la increíble intensidad de su instinto ganador. JAMÁS se ha visto nada igual, en cualquier momento de su vida deportiva parecía poseído por esas ganas de ganar, lo necesitaba como el oxigeno y lo exponía en cada partido comportándose como un pitbull sobrexcitado. Habría que arrancarle una pierna y dejarlo sin sentido. La segunda es un poco más etérea pero igualmente importante y es su capacidad para entender el baloncesto en su totalidad, tenía una respuesta instintiva y ligeramente original a cada situación que se encontraba. Cogió los fundamentos del baloncesto y los doblo a su voluntad, los adapto a su persona y los mejoro. A él le corresponde la Voluntad.

  • Magic Johnson: ¿Cómo hacer de la efectividad algo realmente hermoso? hay muy pocas cosas más bonitas en la historia del baloncesto que un contraataque llevado por Magic. Es una genialidad nacida de la creación instantánea a partir del caos y la impredicibilidad; Magic no ejecutaba sistemas, él era el sistema. Una genialidad inimitable, un estado de gracia perpetuo en el que no solo valía con dar el pase adecuado sino hacerlo de manera preciosista. No solo valía con luchar un rebote con Bird en unas Finales, había que hacerlo con una sonrisa, como si eso precisamente fuera lo más divertido que podías estar haciendo en tu vida. Estado de felicidad e inspiración constantes, nacidos de la chispa del momento. A Magic le corresponde la Creatividad.

  • John Stockton: Es el caso opuesto de Magic, la ejecución del sistema de la manera más minuciosa y precisa posible. En su caso el caos estaba descartado, pero su conocimiento de los sistemas (ayuda bastante haber jugado para un mismo entrenador y con el mismo finalizador toda su carrera) era tal que podía cambiar de uno a otro según estuviera la defensa, sin que Sloan tuviera que decir nada. Para hacer eso no solo bastaba con conocer todas las jugadas del libro al dedillo, había que ser capaz de reconocer las defensas, valorar el momento del partido, el estado de sus compañeros… Las malas lenguas dicen que Deep Blue fue una mala copia del cerebro de John. Para él, el Orden.

  • Tim Duncan: El baloncesto es en realidad un deporte sencillo, los fundamentos que construyen el juego están más que estudiados. Para cada acción o situación en la cancha hay una opción correcta, que todo jugador ha estudiado. El problema viene a la hora de ejecutarlo en el fragor de la batalla. A no ser que seas Tim Duncan. Tim conoce la respuesta fácil, no necesita complicarse la vida y tirar de movimientos inverosímiles. Hace siempre el movimiento que requiere la situación. Puede parecer una tontería pero es prácticamente imposible verlo en ningún jugador. En el baloncesto es importante no intentar hacer cosas que no sabes hacer. Duncan lo sabe hacer todo, no innova ni hace las cosas más básicas, pero que bien las hace… Duncan se queda, obviamente, con el Fundamento.

  • Kobe Bryant: Kobe es el mayor estudioso del juego desde el profesor Naismith. Aparte de un talento descomunal, la verdadera grandeza de Kobe ha sido su capacidad ir practicando y adaptando movimientos y maneras de algunos los grandes jugadores de los últimos 30 años. En el pueden verse movimientos y maneras de Jordan, Magic, Hakeem, King… incluso esta temporada con 33 años se le ha podido ver ocasionalmente una versión propia del “one legged fadeaway” de Nowitzki. Su voluntad para mejorar y para tomar las mejores referencias, lo hacen es inigualable, en cierto modo, es el caso opuesto a Duncan. No es ya calcar movimientos desarrollados por otro jugador es adaptarlo a sí mismo, incluso de jugadores tan alejados de su posición como un 5 puro, gracias a ello se ha convertido a uno de los mejores jugadores exteriores en el poste bajo de la historia, con un juego de pies descomunal. Por su conocimiento y dominio de “antepasados”, maestros y rivales, Kobe representa el Estudio.

Estas son solo algunas de las “cátedras” y sus dueños, hay más con sus respectivos maestros, pero eso lo dejo a vuestro criterio.

P.D.:

  • El Dominio del Físico: A esta vertiente de la genialidad no he podido darle un maestro claro así que lo he dejado aparte. Cuando digo dominio del físico me refiero a cuando el físico sobrehumano se une al talento adecuado para aprovecharlo. No basta con ser el más alto / fuerte / rápido hay que tener el talento para aprovechar esa ventaja y potenciarlo aun mas, hasta conseguir un domino sobre el resto de jugadores apabullante. No me extenderé más y os dejo a los 3: Wilt Chamberlain, Shaquille O´Neal y LeBron James A decisión del lector dejo el dueño del trono.

Claudio Rueda en Twitter: @claunchin

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins