Google+
abr 26, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 1 Comentario

El milenio ominoso de los Blazers (IV)

El milenio ominoso de los Blazers (IV)

El 28 de Junio, noche del Draft de 2005, los Blazers mandaron a Utah a su elección de primera ronda, el nº3 (que acabaría siendo Deron Williams), a cambio de 2 primeras rondas de ese mismo Draft (el nº6, Martell Webster, y el nº27, Linas Kleiza) y otra primera ronda de 2006 (protegida hasta 2010), que se convertiría en el actual jugador de Unicaja Joel Freeland. El mismo día, y para ocupar el puesto de base, traspasaron a Linas Kleiza y a su segunda ronda (nº35, Ricky Sanchez) a los Nuggets a cambio de los derechos de Jarret Jack. Sobra decir quién fue el beneficiado de todo este maremágnum de movimientos. Y sí, no fueron precisamente los de Oregon.

Ya en Julio Nate McMillan era contratado como entrenador jefe procedente de Seattle, donde había conseguido llevar al equipo del estado de Washington a Semifinales de Conferencia por primera vez desde 1998. McMillan contaba pues con cierto prestigio tras su paso por los Sonics, pero conviene señalar una cosa más que importante a mi juicio: la forma de jugar que tenían esos Sonics, que apostaban por el juego de ataque (también debido a la configuración de su plantilla, con Ray Allen, Rashard Lewis, Antonio Daniels, Luke Ridnour y Vladimir Radmanovic entre otros) no era del agrado de su técnico, que siempre fue de un corte más defensivo. Pero claro, desde arriba decían que había que jugar a eso, y a eso se jugó durante esos años.

Como agente libre se firmó a Juan Dixon por 3 años ($8 millones en total), al elegido un año antes Sergei Monia, y se renovó a Abdur-Rahim por 5 años y $27 millones como parte del sign&trade acordado con los Nets a cambio de una primera ronda (contrato y traspaso que poco después se vino abajo al no superar el ala-pívot los exámenes médicos en New Jersey, quedando tras ello como agente libre y siendo contratado finalmente por los Kings). Asimismo, el veterano Derek Anderson era cortado, Nick Van Exel quedaba libre al no ejercer el equipo su opción para la 2005-06 y Damon Stoudamire firmaba con los Grizzlies. Y ya casi en Octubre, Steve Blake era firmado tras no igualar los Wizards la oferta de los Blazers.

Así pues, la 2005-06 arrancaba en Portland con varias caras nuevas y una rejuvenecida plantilla. Y más renovada quedó cuando en la fecha límite del mercado de traspasos uno de los pocos “convictos” que aún quedaban en la plantilla, Ruben Patterson, fue enviado a Denver en un traspaso a 4 bandas en el que también participaron Kings y Sonics y tras el cual los Blazers recibieron a Brian Skinner y el expiring de Voshon Lenard. En contraprestación, el rookie Sergei Monia y el ex del Real Madrid Charles Smith también dejaron el estado de Oregon.

Deportivamente esa temporada fue la segunda peor en la historia de los Blazers, igualada con la 1972-73. 21 victorias fueron capaces de cosechar únicamente en toda la Regular Season, pese a lo cual Nate McMillan continuó como entrenador. Eso sí, el que fue despedido el 30 de Mayo fue John Nash, el General Manager hasta la fecha. Steve Patterson fue nombrado GM interino (cabe recordar que Patterson era el presidente de operaciones desde Junio de 2003), y con él al frente llegaron al Draft de 2006, Draft al que esta vez sí que serían capaces de sacarle provecho.

Realizaron varios movimientos con segundas rondas, pero los principales e importantes fueron dos:

  • Adquirieron de Chicago los derechos de LaMarcus Aldridge (nº2) y una segunda ronda condicional de 2007 (al final fue el nº53, Demetris Nichols) a cambio de Viktor Khryapa y los derechos del nº4 de ese Draft de 2006, Tyrus Thomas.
  • Enviaron a Boston a Sebastian Telfair (su gran apuesta dos años antes), Theo Ratliff y una segunda ronda condicional de 2008 a cambio de Dan Dickau, Raef LaFrentz y los derechos de Randy Foye, derechos que fueron inmediatamente traspasados a Minnesota junto con dinero a cambio de los derechos de Brandon Roy.

También conviene mencionar que en esa misma noche los derechos de Sergio Rodríguez fueron adquiridos de los Suns a cambio de $3 millones.

En Julio Przybilla era renovado por 5 años y $32 millones, y poco después se recibía a Jamaal Magloire procedente de los Bucks a cambio de Steve Blake, Brian Skinner y Ha Seung-Jin.

Tras todos estos movimientos, esta vez sí que la temporada se presentaba prometedora en Portland. Además, si se echaba un vistazo al roster se podían ver hasta 4 rookies (el 4º, y no mencionado hasta ahora, era Jeremy Richardson) y 4 sophomores (siendo Webster y Jack los más importantes), con lo que parecía claro que ese equipo iba a dar que hablar en las campañas venideras.

Pero, como siempre les ocurría en estas situaciones, pronto empezaron a sucederse las malas noticias. El 21 de Agosto LaMarcus Aldridge era operado del hombro derecho para repararle un ligamento, con lo que se esperaba que se perdiera el primer mes de competición, aunque la peor noticia fue sin duda el saber que la rodilla de Darius Miles estaba volviendo a fallar. El 14 de Noviembre, tras no haber podido debutar aún en la presente temporada 2006-07, era operado de nuevo de su rodilla derecha para tratar de corregir una microfractura. Nadie podría llegar a pensar por esa época que ese daño que se hizo en el cartílago en Diciembre de 2005 y que le apartó de las canchas únicamente dos meses iba a terminar con su carrera. Las recaídas fueron una constante desde entonces, hasta tal punto que nunca jamás volvería a vestir la camiseta de los Blazers en un partido NBA.

Entre medias, en el mes de Octubre, Steve Patterson era ratificado como General Manager, a la vez que Kevin Pritchard era nombrado su asistente.

El traspaso de Fred Jones a cambio de Juan Dixon fue lo único reseñable de los Blazers en lo que a movimiento de jugadores se refiere durante la campaña. Sin embargo, los despachos volvían a ser noticia. Steve Patterson dimitía como presidente y General Manager el 1 de Marzo, siendo nombrado como interino en esos cargos Tod Leiweke hasta que Kevin Pritchard se hizo cargo de ellos el 29 del mismo mes. Y las lesiones y problemas de salud también cobraron protagonismo en ese final de temporada en el que los de Portland ya no se jugaban nada. El 30 de Marzo Randolph era operado de la mano derecha para quitarle unos fragmentos de hueso y repararle los ligamentos, pero lo más grave ocurrió un día después: tras el primer cuarto del partido que los Blazers disputaban ante los Clippers LaMarcus Aldridge era trasladado al Providence Hospital de Portland. La razón: una arritmia cardíaca, diagnosticada como un síndrome de Wolff-Parkinson-White 10 días después. Su prometedor ala-pívot rookie causaba baja indefinidamente.

La temporada terminó con un balance de 32-50, un bagaje nada malo si se tiene en cuenta habían mejorado el de la temporada anterior en 11 victorias con un equipo plagado de jóvenes. Además, y como guinda al pastel, los Blazers ganaron la lotería del Draft de 2007, con lo cual podían elegir, si así lo querían, al que por entonces muchos veían sucesor de Shaquille O’Neal: el pívot de Ohio State Greg Oden.

Así pues, el futuro se presentaba poco menos que brillante para los Portland Trail Blazers. Eso sí, a poco que las lesiones y los problemas de salud les respetaran…

Continuará.

Pablo Lorente en Twitter: @_Matasanos_
468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins