Google+
abr 8, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA | 1 Comentario

El milenio ominoso de los Blazers (I)

El milenio ominoso de los Blazers (I)
Domingo, 4 de Junio del año 2000. En el Staples Center, a 20.6 segundos del final del tercer cuarto Scottie Pippen anota un triple y pone el 71-55 en el marcador. Era el Séptimo partido de la Final de la Conferencia Oeste, y los Blazers estaban apalizando en su casa al equipo con mejor récord en la Regular Season (67-15) y a la sazón máximo favorito para llevarse el anillo en esa temporada 1999-2000: Los Ángeles Lakers. Parecía que esta vez los de Portland sí que iban a poder volver a una Final de la NBA, algo que no hacían desde 8 años atrás, en 1992, de la mano de Rick Adelman y Clyde Drexler.
Por el otro lado del cuadro, los Indiana Pacers de Larry Bird, Reggie Miller y Jalen Rose esperaban rival tras haber finiquitado su serie con los Knicks por 4-2 un par de días antes.
740.6 segundos separaban a los Blazers de la gran Final. Un trámite que, a priori, tenía que ser bastante liviano, pues los pupilos de Dunleavy tenían prácticamente noqueados a los Lakers de Phil Jackson, el MVP O’Neal y Kobe. Sin embargo, un milagroso triple a tablero de Brian Shaw en la siguiente jugada, a falta de 4.4 segundos para el final del cuarto, cambiaría el sino del encuentro. Algo en teoría tan intrascendente, viendo el juego que desplegaba uno y otro equipo y la más que considerable distancia en el marcador, resultó ser el principio del fin para los de Oregon. Con 71-58 se llegó al comienzo del último cuarto, y con 84-89 al final del mismo. Un atasco monumental en el ataque de los Blazers que quedó de manifiesto en el 13-31 que sufrieron de parcial en el último período. 4-3. El “Win” y el pase a la Final fue para Lakers, después de uno de los mayores “comebacks” de la historia de la Liga, y el “Go Home” y las vacaciones para los muchachos de Mike Dunleavy.
 
La que para muchos era la mejor plantilla de la NBA, que contaba con Damon Stoudamire, Steve Smith, Scottie Pippen, Rasheed Wallace y Arvydas Sabonis en el 5 inicial y con Bonzi Wells, Detlef Schrempf, Brian Grant, Greg Anthony, Jermaine O’Neal y Stacey Augmon saliendo desde el banco; se quedaba descolgada de la lucha por el anillo “gracias” a 12 minutos desastrosos, especialmente en ataque, en los que llamaba sobremanera la atención el hecho de que durante gran parte de los mismos Stoudamire estuviera calentando el banquillo y las tareas de dirección de juego se repartieran entre Pippen y Smith.
A pesar de todo, muchos pensaron, y con razón, que a ese equipo aún le quedarían algunas temporadas buenas más, y que todos los esfuerzos realizados a lo largo de ese verano del 99 para conformar esa gran plantilla (como podía ser el enviar a 6 jugadores a Houston a cambio de Scottie Pippen o el traspasar a Jimmy Jackson e Isaiah Rider a Atlanta para traerse a Steve Smith) se verían recompensados en algún momento.
En el verano del 2000 hubo cambios en lo que a pívots reservas se refiere. A Jermaine O’Neal, al que los Pacers, vigentes campeones del Este, querían para reforzar su juego interior, se le hizo un sign&trade gracias al cual aterrizó en Portland el veterano Dale Davis. Briant Grant, que fue firmado en el verano del 97 por 7 años pero con una cláusula mediante la cual podía quedar libre al finalizar su tercer año de contrato si así lo deseaba, ejerció su derecho y se convirtió en agente libre. Acto seguido, al igual que hicieron con O’Neal, lo renovaron por 7 años para inmediatamente después recalar en los Heat tras un traspaso a 3 bandas por el cual los Blazers recibieron a Shawn Kemp y su generoso contrato. Para completar el banquillo, también se firmó a Will Perdue para las siguientes dos temporadas.
Así pues, se comenzaba la temporada con las mismas expectativas que la anterior. Sin embargo, las discretas 50 victorias en temporada regular (9 menos que el año anterior) les relegaron a la séptima plaza del Oeste y a un nuevo cruce con los Lakers, que esta vez habían sido segundos. 3-0 en primera ronda y de nuevo a casita.
Las consecuencias de esa barrida en primera ronda no se hicieron esperar. Si el 29 de Abril comenzaron las vacaciones para los de Oregon, Dunleavy se fue a la calle el 8 de Mayo siendo sustituido por Mo Cheeks, hasta entonces asistente en los Sixers, mes y medio después. Schrempf, que antes de comenzar la temporada anunció que sería su último año, se retiraba, y Sabonis se iba a jugar al Zalgiris. Steve Smith, segundo máximo anotador del equipo, era traspasado a los Spurs a cambio de Derek Anderson y Steve Kerr. Greg Anthony fue enviado a los Bulls a cambio de prácticamente nada, Will Perdue marchó rumbo a los Clippers en otro “trade” similar y Stacey Augmon fue fichado por los Hornets. Además, en ese mismo verano se firmaron al recién elegido en el Draft Zach Randolph y al agente libre Ruben Patterson. Se podría decir que en esos días estivales de 2001 fue cuando se constituyó ese “famoso” grupo que un año después empezó a conocerse como los “Jail Blazers”.
En cuanto a resultados se refiere, la temporada 2001-02 fue similar a la anterior: 49 victorias y otra derrota por 3-0 en primera ronda contra los Lakers. Cambios y más cambios para al final acabar el curso de la misma forma que el año anterior. Parecía, pues, que el problema de ese más que talentoso equipo iba más allá de lo puramente desportivo…Continuará.

Pablo Lorente en Twitter: @_Matasanos_

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins