Google+
mar 15, 2012

Enviado por en Blog Resultados NBA, Noticias, Portada | 2 Comentarios

Kentucky, casi único favorito

Kentucky, casi único favorito

Recuerdo perfectamente la primera imagen de baloncesto universitario cuando ingresé en Canal Plus. Al mes y medio de permanencia allí, en unas imágenes de agencias de no más de minuto y medio, unos chavales con camisetas color marrón gritaban de alegría en el centro de la pista, como si hubiesen conquistado la inmortalidad. Mississippi State había derrotado a los casi imbatibles Wildcats de Kentucky en la Final de la Southeastern Conferencia.Era 1996 y tanto Dontae Jones como Erick Dampier, entre otros, no daban crédito a la hazaña realizada. Aquel equipo llegó a Final Four. Aquella Final Four la ganó…Kentucky.

Tony Delk, Ron Mercer, Walter McCarty, Antoine Walker, Derek Anderson…aquellos chavales dirigidos por Pitino no encontraron obstáculo alguno hasta el éxito final. Una máquina de tal profundidad que unos sorprendentes Orangemen de Syracuse no lograron aguantar en la final. El pasado domingo, otros chavales vestidos de oro, estaban exultantes, mientras su entrenador, Kevin Stalling lloraba tapando con una toalla aquel rostro fatigado por derrotas decisivas y desahogado ante tal hazaña.

No quiero con esto decir que Vanderbilt accederá a Final Four.  A nada que pase una ronda, romperá una maldición de tres temporadas consecutivas sin ganar un partido en el torneo final, curiosamente cuando en las tres apariciones, siempre fue catalogado como favorito. Lo que sí hablaré es de un Kentucky favorito de forma tan apabullante como en 1996.

Por aquel entonces fue Rick Pitino el entrenador. En esta ocasión es John Calipari. En 1996 su equipo era relativamente joven: muchos de sus jugadores cursaban su segundo o tercer año. En esta ocasión es aún más joven: de primer y segundo año. Tiempos mandan y Calipari lo sabe. Pero saben jugar muy bien a baloncesto.

Una de las diferencias con aquel conjunto la tienen en la posición de base. Tony Delk en su último año, templaba, mandaba y ejecutaba. Experiencia que contrasta con la bisoñez del timón de  los Wildcats este 2012. Marquis Teague tan sólo es de primer año. Y Teague (hermano de Jeff, profesional en Atlanta Hawks), pierde en demasiadas ocasiones el rumbo. Inconstancia, falta de entendimiento con su entrenador, suman una serie de factores que les son comunes a sus dos predecesores: John Wall y Brandon Knight. Talentos anotadores, directores que se cortocircuitan y que observan con estupor las reprimendas de su entrenador en la banda, sin entender nada en ocasiones. 

Aún así, siguen siendo favoritos. Porque saben jugar a baloncesto. Anthony Davis es un ala-pívot muy delgado. Es superado por el físico de sus rivales en muchas ocasiones. Pero sabe optimizar sus virtudes y lo aplica con tal contundencia, que es el chico con más proyección de toda la liga. Porque sabe jugar a baloncesto. Para fuerza descomunal, absolutamente de NBA, el alero Michael Kidd-Gilchrist. No parece más fuerte que otros aleros de la liga, hasta que salta y no hay nadie capaz de desequilibrarle en el aire, de pararle cuando se dirige a canasta. Fuerza y convicción en cada gesto. Darius Miller es un tirador fiable como su compañero, finura y elegancia, llamado Dorom Lamb. Sin olvidar a un ala-pívot polifacético y terriblemente atractivo para cualquier equipo NBA, como es Terrence Jones. Todos ellos están dirigidos por Teague, para bien y para mal. Todos ellos forman un plantel favorito para el título. Porque, a pesar de sus pocos años como universitarios, saben jugar a baloncesto.

De este torneo hablaremos y lo viviremos. De momento, a Syracuse le han dejado cojo de una pata. El castigo académico a su pívot Fab Melo le resta casi todas las posibilidades de entrar en Final Four. Viviremos partidos como los del pasado martes, donde en los 5 últimos  minutos se remontan 16 puntos o, para remontadas, los 25 que ya Brigham Young arrastraba del vendaval de Iona, que cayó estrepitosamente en la segunda mitad y suponen un récord en la historia del torneo.

De todo ello hablaremos. El March Madness ha comenzado. Pasillo para la competición reina del planeta.

Antonio Rodríguez en Twitter: @tonystorygnba

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins