Google+
dic 29, 2011

Enviado por en Blog Resultados NBA, Noticias | 0 Comentarios

Young guns (Previa temporada NBA,por M.A.Paniagua)

Young guns (Previa temporada NBA,por M.A.Paniagua)

Qué locura. Ciento cincuenta días de cierre patronal. Quince días escasos para completar un mercado de fichajes que normalmente ocupa casi cuatro meses enteros. Un traspaso frustrado de una estrella de la NBA, Chris Paul, a uno de los equipos más emblemáticos de la Liga, los Lakers de Los Ángeles: solo para ver cómo el gran exjugador de Wake Forest, apodado CP3, acababa enfundándose la camisola del equipo pobre de la ciudad, los Clippers. Y para marcar, muy posiblemente, un cambio de guardia en la ciudad de los ángeles y de las estrellas.

Qué locura, sí. Solo 66 partidos oficiales que deberán jugarse en cuatro meses: lo que equivale a una media frenética de cuatro partidos por semana. Numerosos equipos jugarán noche sí y noche también. Y, en algunos casos, jugarán noche sí, noche también, y noche otra vez. Así que esta temporada NBA- 2012 será algo muy similar a esas extenuantes pruebas del “Ironman” que solemos ver por la tele.

Sin embargo, si algo nos enseña la Historia -con mayúsculas- de la NBA; si algo aprendimos de aquella temporada post lockout, la 1998-1999, son dos cosas: una, que habrá muchas más lesiones que de costumbre; y dos, que los equipos más favorecidos en un curso tan reducido y estresante como va a ser este son los equipos más jóvenes, los que tienen las piernas más frescas. En América se les denomina “Young Guns“, “Pistolas Jóvenes”. Y hay un equipo en particular que responde a ese perfil como ningún otro: los Thunder de Oklahoma City; las pistolas más jóvenes, talentosas y frescas de la Liga. Ellos son elfuturo de la NBA.

PRONÓSTICOS (EQUIPOS FINALISTAS):

Oklahoma City Thunder:Es difícil imaginar un equipo con el futuro más prometedor, a priori, que los Thunder de Oklahoma City. Kevin Durant es un MVP de la NBA: solo hace falta saber cuándo lo será y cuántas veces lo será. Westbrook es un base excepcional, mientras que Harden e Ibaka se complementan muy bien en las posiciones interiores. Kendrick Perkins, el pivote, es un antiguo Celtic al que la plantilla bostoniana echa de menos cada día que pasa. El OKC tiene juventud, tiro exterior, un muy buen entrenador y un sólido banquillo. Pronóstico: Campeón de División. Campeón de Conferencia. Y allá voy sin miedo: Campeón de la NBA.

Miami Heat:Sinceramente, amigo lector, el finalista del Este este año me lo he jugado a cara o cruz. Literalmente. Solo el talento que tienen los Heat, el equipo más odiado fuera del Sur de la Florida, me impide dar al Chicago como campeón del Este y como retador del OKC en la final. Pero con LeBron, Wade y Bosh un año más expertos, y con la rapidez, la capacidad anotadora, y la enorme capacidad atlética que posee este equipo, se hace muy difícil apostar contra ellos. Al Miami le falta un verdadero pivote, es cierto, y su defensa colectiva es algo dudosa, pero son el equipo más fuerte y físico en una temporada que va a ser muy exigente. Pronóstico: Campeón de División. Campeón de Conferencia. Subcampeón de la Liga NBA.

PRONÓSTICOS (EQUIPOS DE PLAYOFFS)

Dallas Mavericks:Todo parece indicar que los Mavericks planean un golpe de mercado importante de cara a 2012 porque están acumulando mucho salario disponible: ¿Dwight Howard? La pérdida de Chandler se hará notar mucho en el juego interior y sospecho que también la de JJ Barea en el juego exterior. Pero los Mavs siguen siendo un equipo con un tiro exterior fenomenal, con una defensa muy sólida y tienen el mejor activo posible en Dirk Nowitzki: su tiro en suspensión es virtualmente imparable. Han añadido a Lamar Odom, que les vino casi llovido del cielo por cortesía de los Lakers. En su contra tienen la edad, la mejorable defensa interior, y las rotaciones de banquillo. Aun así, estos Mavs de 2012 serán temibles. Pronóstico: Campeón de División. Finalista de Conferencia.

Los Ángeles Clippers:Los Clippers pueden ser relevantes –y muy divertidos de ver- no solo en Los Ángeles sino en la NBA por primera vez en mucho tiempo. El fichaje de Chris Paul, uno de los mejores bases de la Liga, es un bombazo. Blake Griffin es un portento físico que se dispone a crecer al lado de CP3. Para mí, Griffin puede ser, en esta temporada reducida, lo que fue Duncan para los Spurs en el año 99. Los Clips tienen mucha juventud, mucha calidad física, buen juego al poste y gran capacidad de intimidación. El juego exterior y la capacidad de Vinny Del Negro para poder dirigir a un equipazo son los puntos más inquietantes de un conjunto cuyo futuro inmediato es francamente prometedor. Pronóstico: Campeón de División.

Los Ángeles Lakers:Toda una historia de tumultos en esta pretemporada loca. Traspasos frustrados, jugadores todavía más frustrados, y su estrella, Kobe Bryant, metido en el peor berenjenal en el que uno se puede meter en el Estado Soberano de California: un proceso de divorcio sin que haya acuerdo prenupcial. A pesar de todo, si los Lakers van a los partidos ya llorados de casa, seguirán siendo un equipo muy poderoso y con un esqueleto -Kobe Bryant, Pau Gasol, Andrew Bynum- verdaderamente muy potente. Las ganas que tenga Kobe de ejercer su liderazgo serán decisivas para el éxito de este proyecto. El nuevo entrenador, Mike Brown, alias “Mr. Nice Guy”, tiene la difícil misión de sustituir a Phil Jackson, el entrenador más carismático que ha tenido la NBA en mucho tiempo. La salud de Bynum será también decisiva para la suerte de este equipo. Pronóstico: Claro equipo de playoffs.

San Antonio Spurs:Los Spurs son, seguramente, la franquicia más sólida de la NBA. Aunque bien es verdad, que todo se hace más fácil cuando tienes a Tim Ducan en la plantilla. Pero la realidad también se impone: Duncan, y Ginobili, dos piezas esenciales en el entramado Spur, están en la recta final de sus carreras. Como consecuencia de ello, las posibilidades de obtener un nuevo título de campeón se van reduciendo exponencialmente cada minuto que pasa. De todos modos, los Spurs tienen una columna de jugadores de calibre estelar, muy buenos jugadores de banquillo y un soberbio entrenador, Gregg Popovich. La edad, las lesiones y la falta de altura juegan en su contra. Pronóstico: Playoffs.

Memphis Grizzlies:Los Grizzlies finalizaron la temporada 2010-11 a un alto nivel: se cargaron a los Spurs en los playoffs y llevaron a los Thunder a siete partidos en las semifinales de Conferencia. Los Grizzlies tienen una dupla interior excelente con Marc Gasol y Zach Randolph, y una defensa muy sólida en el perímetro. Rudy Gay es un jugador individualista y arrogante, pero es el más completo que tiene el Memphis. La rotación en el puesto de base y el tiro exterior son los puntos menos fuertes de estos Grizzlies. Pronóstico: Playoffs.

Portland Trail Blazers:Los Blazers tienen talento suficiente como para conseguir entrar en los playoffs sin mayores sobresaltos. La retirada de Roy, por lesión terminal, es un golpe muy duro, pero era algo ya descontado por los ejecutivos del Portland. Aldridge es uno de los mejores jóvenes en el juego interior y la progresión del francés Batum está siendo sencillamente espectacular. Los Blazers son muy sólidos en defensa y en el rebote y eso es siempre una garantía en la NBA. La salud de la plantilla y un limitado banquillo de jugadores interiores son sus puntos débiles. Pronóstico: Playoffs.

Denver Nuggets:Los Nuggets tienen casi más jugadores en China que en Colorado. Chandler, Smith y Martin se fueron a hacer “las Chinas” y aunque vayan volviendo, no podrán jugar en la NBA, si no hay contraorden, hasta bien entrado marzo; justo cuando acabe la liga china. Los Nuggets lucharán por una de las últimas plazas de playoffs con Arron Afflalo (el jugador favorito del técnico George Karl) y con Gallinari y Nenê como piezas esenciales del equipo. Rudy Fernández puede tener buenos y sólidos minutos en esta plantilla: un conjunto con vocación de juego rápido y favorable a potenciar la anotación exterior. El banquillo, el rebote y la defensa interior son sus puntos flojos. Pronóstico: Playoffs.

Chicago Bulls:Los Bulls tienen una de las mejores plantillas, si no la mejor, de la NBA 2012. Derrick Rose defiende su título de MVP. Con Carlos Boozer sano y con Noah motivado, los Bulls tienen el ensamblaje perfecto para acometer la lucha por el título. La adquisición de Rip Hamilton puede ser la guinda del pastel. Una excelente defensa, buen rebote y un gran entrenador, Tim Thibodeau, hacen a estos Bulls francamente temibles. Pronóstico: Campeón de División. Finalista de Conferencia.

Boston Celtics:A los equipos veteranos y unidos no les suele ir mal, a priori, en una temporada reducida. Y el talento y la cohesión de Garnett, Rondo, Allen y Pierce es indiscutible. Pero, al mismo tiempo, la baja de Jeff Green por enfermedad será un duro obstáculo para que Doc Rivers pueda optimizar las rotaciones de un equipo que tiene defensa, unión y amplitud de banquillo. La edad, la reducida velocidad de acción y el desgaste físico son factores en contra. Pronóstico: Campeón de División.

Nueva York Knicks:Los Knicks se disponen a afrontar su primera temporada completa con Stoudemire y Carmelo Anthony en el equipo. El fichaje de Baron Davis es interesante, siempre que juegue motivado. Dicho esto, los Knicks de Mike D’Antoni que tienen un gran poder de anotación, de intimidación –sobre todo tras la incorporación de Tyson Chandler- y de rapidez, tienen que defender más y mejor. Pronóstico: Claro equipo de playoffs.

Indiana Pacers:Los Pacers han construido un equipo con gente joven como Tyler Hansbrough, Roy Hibbert, George Hill y Darren Collison y añaden a David West, exNOLA, un alero alto muy sobresaliente. La juventud y la calidad física son los puntos fuertes de un equipo que necesita mejorar, y bastante, en el apartado de errores cometidos durante los partidos, que ha de jugar más unido y con menos proclividad al individualismo: un pecado de juventud, supongo. Pronóstico: Playoffs.

Orlando Magic:Orlando tiene un objetivo prioritario que se ha convertido en casi una obsesión: mantener en plantilla a su estrella Dwight Howard. De momento, el mejor pívot de la NBA empieza la temporada con los Magic aunque su deseo de abandonar el club es, en principio, irrevocable. Jameer Nelson es muy buen base y el singular Hedo Turkoglu es, en teoría, el tercer mejor jugador de la plantilla, pero su contrato estratosférico le sitúa como transferible en el mismo paquete que a Howard. A pesar de todo, y mientras Howard siga siendo una presencia contundente en la pintura, los Magic serán un equipo de calidad. Pronóstico: Playoffs.

Filadelfia76ers:Philly es un equipo de obreros al que mucha gente considera un placer observar. Juegan sin miedo y lo hacen muy bien al contrataque. El problema es que son un equipo irregular capaz de ofrecer grandes noches y noches espantosas durante la misma semana. Les falta una verdadera estrella (Andre Iguodala es lo más parecido que tienen en plantilla a una figura de la NBA) para terminar de dar el salto al liderazgo del Este. Les falta también un pivote algo más consistente que Hawes. Pronóstico: Playoffs.

Atlanta Hawks: Los Hawks tuvieron una notable temporada el curso pasado y se cargaron a los Magic en los playoffs. No han retenido a Jamal Crawford (se ha ido a Portland), pero sigue Joe Johnson y se espera que Josh Smith se asiente en el equipo (aunque ha pedido repetidas veces el traspaso este pasado verano). Los Hawks son un equipo sobrio y agresivo que comete pocos errores. Necesita mejorar su defensa en la pintura y el tiro exterior. Pronóstico: Playoffs.

PRONÓSTICOS (RESTO DE EQUIPOS):

Phoenix Suns:Los Suns han roto ya prácticamente con aquel singular equipo de los “7 segundos o menos” cuyos jugadores corrían como si se tratase de personajes de una película muda. Solo queda Steve Nash, que ahora ejerce, como siempre sublime, de alimentador de balones a un eficiente Marcin Gortat con quien se juega habitualmente uno de los mejores pick and rolls que se pueden ver hoy en día en la Liga NBA. Buen ataque, excelente movimiento de balón y mucha juventud en estos Suns. Han de mejorar su defensa colectiva y la anotación exterior. Pronóstico: Bordeando los playoffs.

Houston Rockets:Escribía hace poco, y con mucha razón, un columnista del diario Houston Chronicle que estos Rockets, versión 2012, son “el equipo donut”: tienen un gran agujero en el centro. Lógico; ese espacio lo cubría, a pesar de sus repetidas lesiones, el pivote chino Yao Ming. Retirado definitivamente de las canchas, le corresponde ahora a jugadores como Luis Scola y Jordan Hill tomar el testigo dejado por el gigante asiático. Kevin Martin es un anotador muy fértil y Kyle Lowry debería ser el base titular indiscutible en un equipo que tendrá que adaptarse a su nuevo entrenador, Kevin McHale y con la contrapartida de tener un banquillo más bien corto. Pronóstico: En la frontera de los playoffs.

Minnesota Timberwolves:Los T-Wolves han ensamblado una plantilla joven, física y con talento. Ahora solo hace falta que funcionen como equipo. Kevin Love sigue creciendo como jugador y ya bordea el estrellato en la NBA. Hay grandes esperanzas puestas en el novato Derrick Williams y muchas más todavía en Ricky Rubio, que llega al Norte como una suerte de salvador de la franquicia. Seguramente su impacto no se haga notar esta temporada, pero el catalán es muy importante para el futuro del club. El Coach Rick Adelman es una gran mejora en el banquillo de un equipo que tiene que perfeccionar su consistencia. Pronóstico: No playoffs.

Sacramento Kings:No está nada mal lo que va construyendo el Sacramento de cara al futuro. La cuestión es saber si ese futuro será en Sacramento. Tyreke Evans es un gran talento, pero mucho más como escolta que como base en la NBA. Jimmer Fredette, base nominal del equipo, es un sólido tirador que deberá adaptarse al juego físico de la NBA. JJ Hickson aporta solidez y será un buen complemento a DeMarcus Cousins en el juego interior de los Kings. Pronóstico: No habrá playoffs.

Nueva Orleans Hornets:Cuando un equipo pierde a un jugador del calibre de Chris Paul ya tiene un serio problema. Si además pierde a su otra estrella, David West, entonces el problema se hace casi irresoluble. Es cierto que Gordon, Aminu y Kaman, el trío que los Clippers de LA han mandado al NOLA a cambio de Paul, ayudarán bastante, y el mexicano, exFuenlabrada, Gustavo Ayón puede ser un verdadero “robo” si desarrolla todo su potencial. Pero la gran incógnita de los Hornets está fuera del campo, no dentro. Hasta que no se resuelva la situación del club; hasta que la NBA no encuentre un propietario dispuesto a comprar la franquicia, el barco de los Hornets navegará sobre aguas muy turbulentas. Pronóstico: Sin playoffs.

Golden State Warriors:El técnico Mark Jackson -escuela de Lou Carnesecca, aunque no ha entrenado nunca a ningún nivel- es el nuevo técnico jefe de un equipo que empieza la temporada malamente. El dúo exterior titular Curry-Ellis ha estado en el mercado durante toda la pretemporada y los rumores sobre la amnistía a Biedrins han sido constantes. Finalmente, todos se han quedado en el Área de la Bahía, pero habrá que ver cómo Jackson gestiona esta singular situación: tener en plantilla a jugadores titulares que el propio club ha declarado transferibles. David Lee es un jugador sólido en la posición de alero alto. Al GSW le falta defensa y liderazgo en la cancha. Pronóstico: No playoffs.

Utah Jazz:Los Jazz están en un claro periodo de transición: sin el eterno Coach Jerry Sloan, sin Deron Williams y hasta sin Kirilenko por primera vez en lo que parece un siglo. Los Jazz apostaron en el draft, ante la sorpresa general, por el turco Enes Kanter, que lleva tiempo sin jugar competición oficial de clubes. Devin Harris es un jugador sobresaliente en el puesto de base y Al Jefferson es un jugador alto de calidad. El problema de los Jazz está en las alas. Pronóstico: Sin playoffs.

Milwaukee Bucks:Un equipo, cualquier equipo, dirigido por Scott Skiles es siempre duro y correoso. Y estos Bucks lo son. La nueva adquisición del club de Wisconsin, el alero Stephen Jackson, es la gran esperanza del equipo y es probable que haga una excelente temporada. El pivote Andrew Bogut sigue siendo esencial para el devenir de este conjunto, aunque asusta un poco que la salud del jugador australiano sea cada vez más frágil. El puesto de base plantea algunas dudas a priori. Pronóstico: Cerca de los playoffs.

Nueva Jersey Nets:Si hubiera que buscar una definición tangible de limbo, desde luego esa definición serían los Nets. Van a jugar esta temporada en Newark, Nueva Jersey, antes de trasladarse al barrio de Brooklyn en Ciudad de Nueva York. Esta va a ser la primera temporada completa del base estelar Deron Williams en el club y, si no le traen buenos refuerzos, puede que también sea la última. El objetivo claro de los Nets es fichar a Dwight Howard, la superestrella del Orlando. Mientras tanto Brook López, el jugador interior de referencia, tiene una lesión que le puede apartar de las canchas durante largo tiempo. La incorporación de Travis Outlaw fortalece el puesto de alero, pero la consistencia general del equipo sigue siendo bastante dudosa. Pronóstico: Sin playoffs.

Detroit Pistons:Los Pistons tienen nuevo propietario y muchas ganas de volver a los tiempos de gloria. Pero también tiene dos contratos muy onerosos -Ben Gordon y Charlie Villanueva- que expiran en 2014. Aunque, al menos, ha soltado lastre salarial liberando a Rip Hamilton. Sigue Tayshaun Prince, un más que notable alero. Estos Pistons tienen juventud y un futuro prometedor, pero de momento carecen de rebote, su defensa es cuestionable y les falta un líder en la pista. Pronóstico: No playoffs.

Washington Wizards:Curiosamente la cláusula de amnistía –que permite a un club de la NBA quitarse un contrato “tóxico”- llevaba dos apodos: Baron Davis y Rashad Lewis. El primero fue amnistiado por los Cavs y ha acabado fichando por los Knicks. Pero el segundo sigue vivo, y coleando, en el Washington. Y eso que, con $22MM de contrato, esos escasos 11 puntos que anota Rashad Lewis por partido valen una pasta. De todos modos, los Wizards miran al futuro y ahí tienen una columna muy interesante: John Wall, Nick Young, Andray Blatche y Javale Mcgee. A los que hay que añadir a un prometedor alero novato, el checo Jan Vesely. Pero la juventud suele ir acompañada de inexperiencia y de inconsistencia. Los Wizards también han de mejorar sus prestaciones fuera de casa (3-38 el año pasado). Pronóstico: No habrá playoffs.

Charlotte Bobcats:Equipo físico y atlético, pero que presumiblemente tendrá una temporada dura. Su trio de jugadores mejor pagados es: Corey Maggette, Boris Diaw y Tyrus Thomas; lo cual da una idea de que los Bobcats no van muy sobrados de talento. Muy interesante la adquisición de Kemba Walker, que peleará su puesto con DJ Augustin. No menos interesante el fichaje del exACB Biyombo. Pronóstico: Sin playoffs.

Cleveland Cavaliers:Recuperados ya, espero, del trauma que les produjo la marcha de Lebron James al Miami la temporada pasada, es tiempo de pasar página para el club de Cleveland. De momento, los movimientos de plantilla invitan al optimismo: los novatos Kyrie Irving y Tristan Thomspon son un dúo explosivo y la amnistía a Baron Davis le da a los Cavs espacio salarial suficiente para acometer un gran fichaje en el verano de 2012. Hay promesa de futuro. Pronóstico: Sin playoffs.

Toronto Raptors:Los Raptors empiezan una nueva temporada con un nuevo entrenador, Dwane Casey, pero muchos de los viejos problemas que les minaron el año pasado siguen estando latentes. Dudosa defensa colectiva, mala selección de tiro, falta de liderazgo e inexperiencia. Además, su reboteador principal, y casi única fuerza bruta del equipo, Reggie Evans, se ha ido a reforzar a los LA Clippers. A favor de los Raptors: que son un equipo atlético, físico y veloz y eso puede paliar alguna de sus carencias. Calderón se proyecta como titular en el puesto de base. Pronóstico: Sin playoffs.

468 ad
Plugin from the creators of Brindes :: More at Plulz Wordpress Plugins